email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VIENNALE 2017

Ramiro: la emocionante vida de un poeta frustrado y “bloqueado”

por 

- Manuel Mozos explora el tropo de la parálisis del escritor de una manera sincera e innovadora con su nueva película proyectada en Viennale

Ramiro: la emocionante vida de un poeta frustrado y “bloqueado”
António Mortágua en Ramiro

Artistas, escritores y poetas, y en particular aquellos que no tuvieron éxito, a menudo son representados de una manera cruel en las películas. Siempre son los peores personajes: irresponsables, locos, conflictivos o, algo vagos, deprimidos y que coexisten constantemente con el bloqueo del escritor. Sin embargo, para aquellos que tienen éxito, la depresión y el bloqueo del arte son reemplazados por un comportamiento tedioso e inescrupuloso y un ego solitario. El personaje principal de la última película de Manuel Mozos, Ramiro [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que se estrenó internacionalmente en Viennale, se caracteriza por aunar todos los estereotipos; algo que, afortunadamente, no se puede decir de la película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Ramiro (interpretado por un maravillosamente inexpresivo António Mortágua haciendo su debut en un largometraje de ficción) no escribe nada desde hace años y gana lo suficiente para vivir, y para beber siendo el dueño de una librería. Al principio, se muestra en su apartamento a oscuras mientras pelea con un programa de televisión dedicado a un compañero que ha tenido más éxito, Saavedra. Después, se puede ver en su trabajo poco entusiasmado tratando de engañar a uno de sus clientes habituales, José (Américo Silva, de Las mil y una noches [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Miguel Gomes
ficha del filme
]
), y finalmente con su ex esposa Patricia (Sofia Marques), siendo atraída por él, con su editor y sus amigos en el club de lectura y en los locales. Después, se entiende más claramente la razón de su fracaso artístico: a pesar de su talento, no está comprometido lo suficiente ni disciplinado con lo que hace y no tiene la motivación para dar todo por algo que no sea su pequeña costumbre. 

Las únicas personas que le importan son su vecino de edad avanzada Amélia (Fernanda Neves), que se está recuperando de un derrame cerebral, su nieta Daniela que está embarazada y en la escuela secundaria (la emergente actriz de televisión Madalena Almeida, la elección perfecta para el papel), e Isabel, la profesora de Daniela (Cristina Carvalhal), a quien intenta impresionar. Daniela creció pensando que era huérfana. Sin embargo, su padre Alfredo (Vítor CorreiaEstrada de palha [+lee también:
crítica
ficha del filme
]
) está vivo y cumple una larga condena de prisión por matar a su madre. Ramiro tiene curiosidad por conocerlo y está listo para conocer al padre y a la hija. Y quién sabe, quizás esto podría hacer que su vena creativa resurja para empezar a escribir de nuevo. Pero la vida tiene otros planes para él, sus tomas dignas de una telenovela que recuerda a la telenovela transmitida por la televisión de Ramiro que es el telón de fondo a lo largo de la película.

En un principio, parece que Mozos solo está reciclando lo de otros cineastas, desde Woody Allen hasta Alex Ross Perry, y los patrones que caracterizan a la comedia absurda sobre el mundo de la literatura. La elección de la relación de aspecto estrecho, 4:3, y la simulación digital de un efecto granulado de 16 mm no es nada nuevo (a pesar de que son buenos). Sin embargo, hay elementos positivos. En primer lugar, la auténtica apatía del personaje principal es difícil de escribir y de actuar convincentemente, los guionistas Telmo Churro y Mariana Ricardo, junto a António Mortágua como actor, han hecho un buen trabajo. La imprevisibilidad de las subtramas melodramáticas también es agradable.

Pero sobre todo, Ramiro es una película muy sincera que puede ser considerada como una especie de pequeña y entretenida autobiografía de Manuel Mozos, director experto y refinado que con su “poesía” nunca tuvo su gran oportunidad, y por eso tuvo trabajo como editor en dos docenas de películas y trabajó como archivero.

Ramiro es una película portuguesa producida por O Som e a Fúria, que también se encarga de las ventas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Isabel Sáez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy