email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLÍN 2018 Competición

Crítica: Dovlatov

por 

- BERLÍN 2018: Aleksey German Jr regresa a la competición por el Oso de Oro de la Berlinale con un retrato retrógrado de la Unión Soviética posterior a los años 70 que no aporta nada nuevo

Crítica: Dovlatov
Milan Maric (izquierda) y Helena Sujecka (centro) en Dovlatov

En Dovlatov [+lee también:
tráiler
entrevista: Milan Maric
ficha del filme
]
, proyectada a concurso en la 68ª Berlinale, Aleksei German Jr vuelve a explorar el estado (mental) soviético pero, desgraciadamente, planta su bandera en un territorio que ya fue conquistado, cartografiado y cuidadosamente medido (baste recordar a Andrey Zvyagintsev y su Sin amor [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Andrey Zvyagintsev
ficha del filme
]
o a Sergei Loznitsa conA Gentle Creature [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Sergei Loznitsa
ficha del filme
]
, por ejemplo).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

Estamos en el otoño de 1971. En la ciudad de Leningrado, se celebra el aniversario de la revolución de octubre y uno de sus ciudadanos, el aspirante a escritor Sergei Dovlatov, no puede dormir. Tiene sueños recurrentes con Leonid Brezhnev pero, por fortuna, la mayoría son más cansinos que temibles, al igual que la vida en la URSS: Stalin lleva muerto casi 20 años (una pesadilla que tenía con él fue señal de su inevitable detención, como sabremos pronto) pero el régimen comunista que contribuyó a crear está más vivo que nunca y dicta cómo debe ser el día a día del Homo Sovieticus.

German Jr nos da una vuelta pormenorizada por ese reino. En ella, Dovlatov, escritor en la vida real, disidente y amigo cercano del ganador del premio Nobel Joseph Brodsky, actúa más como un caso representativo que como un guía. La vuelta nos lleva primero a la casa de Sergei, el piso comunal típico, habitado por demasiadas personas con trayectorias a cual más diferente y rocambolesca. No hay privacidad ni individualidad alguna aquí y Dovlatov, con su agudo ingenio y su irónico sentido del humor, no podía encajar mejor como contraste. Él, simplemente, no tiene nada que ver (ni quiere tenerlo) con ello. De hecho, literalmente no lo tiene: no es miembro del sindicato de escritores, así que no pueden publicarlo, y cuando le dan la oportunidad de informar sobre una estúpida “empresa” de cine en un corral, es incapaz de rebajarse a esas alturas y firma un artículo que no hace sino empeorar su situación profesional. Por si fuera poco, se ha separado de su mujer, Elena, y comparte la custodia de su hija, a quien, en realidad, apenas puede ver. Se diría que la vida solo podría ir a peor para Dovlatov si lo mandaran a un gulag pero mira, bien podría salir de allí con una novela inspiradora, como hizo su homólogo Alexander Solzhenitsyn…

Por desgracia, la película da la impresión de que le falte gas en casi todo su metraje. Dovlatov, al contrario que su irónico y rápido protagonista, no presenta una única perspectiva de los tiempos ni de la gente que muestra. Al contrario, su narrativa visual es atractiva: el director de fotografía polaco, Łukasz Żal, lanza un par de guiños a la estética del realismo social y a la última etapa del cine de Andrzej Wajda, creando por lo demás un mundo que se siente a la vez cálido, reconfortante y ominoso. Apenas se ven sombras ni rincones oscuros en los que esconderse del Gran Hermano que nunca duerme y de sus tentáculos ubicuos. German Jr sabe perfectamente qué buscar en sus directores de fotografía: su anterior película, Under Electric Clouds [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, logró de hecho el Oso de Plata a la mejor contribución técnica de la 65ª Berlinale por la fotografía de Serhyi Mykhalchuk y Evgeniy Privin. Resulta irónico que una película sobre un escritor espléndido adolezca de falta de sustancia literaria. No tenemos dudas de que Dovlatov sería el primero en calzar un comentario sarcástico sobre esta ironía.

Dovlatov es una coproducción entre las rusas SAGa, Metrafilms y Channel One en coproducción con la polaca Message Film, la serbia Art&Popcorn y la rusa Lenfilm. Alpha Violet es su agente de ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.