email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VISIONS DU RÉEL 2018

Crítica: A Bright Light - Karen and the Process

por 

- Emmanuelle Antille presenta en el Festival de Cine Visions du Réel su último proyecto, un retrato de una de las artistas más icónicas (y reservadas) de la historia de la música

Crítica: A Bright Light - Karen and the Process

A Bright Light - Karen Dalton and The Process [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de la artista suiza Emmanuelle Antille, proyectada por primera vez en el Festival de Cine Visions du Réel dentro de la sección Burning Lights, es un misterioso y conmovedor retrato de una de las artistas más icónicas (y reservadas) de la historia de la música. Emmanuelle Antille recorre los pasos de Karen Dalton, examina con veneración los recintos donde Dalton cantó, absorbe sus atmósferas y reproduce el ambiente basándose en testimonios de sus seres queridos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A Bright Light - Karen Dalton and The Process no busca ofrecer una reconstrucción cronológica de la vida de esta música, destinada a la tragedia, sino transmitir su esencia a través del mágico medio del cine. Emmanuelle Antille utiliza las imágenes como si fueran efímeros rastros de un pasado incierto: las retuerce, las transforma y las pone en duda con la esperanza de deducir la verdad. Karen Dalton vivió una vida en un delicado equilibrio entre la realidad y el olvido, entre el tiempo que pasó sobre el escenario y en una situación semi-eremítica, constantemente en pos de una paz interior imposible. La película de Antille se alimenta de esta ambigüedad, la coloca en el centro de la escena y la torna sublime a través de la parcialidad del cine.

Karen Dalton es una icónica aunque lamentablemente desconocida figura en la música folk estadounidense. A pesar de un corto periodo de éxito en la escena musical de Greenwhich Village en Nueva York y la admiración que disfrutó por parte de artistas como Bob Dylan y su amigo y compañero musical Tim Hardin, Karen simplemente no estaba hecha para la fría y dura realidad de la vida en la industria discográfica.

Una formidable música con una voz excepcional y un oído sin precedentes para las melodías, Karen Dalton era, antes que nada, una mujer libre al frente de su proprio destino. Esto la empujó a vivir en los márgenes de la sociedad, en cierto modo como una Nico norteamericana, envuelta en un manto de una profunda tristeza que llevaba puesto a causa de la soledad y el abandono. La música le permitió expresar sus sentimientos más profundos, representaba sus tormentos y le daba forma a sus decepciones. Emmanuelle Antille aporta una recreación visual de un mundo que es dichoso pero principalmente bastante doloroso, con momentos de esperanza pero sobre todo de incertidumbre.

Utilizando pasajes escritos por Dalton en su diario privado para complementar el proceso de cine biográfico, la artista suiza emprende un largo viaje para encontrar a Karen, para hallar las huellas de una existencia que lentamente se desvanece en el olvido. La realidad y las imágenes oníricas se entrelazan con estilo, como si quisieran recordarnos que el proceso creativo de Karen Dalton no era más que un ir y venir entre estos dos estados. Su existencia, trágica y problemática, fue la inspiración para su música, toda una vampira que resulta tanto asombrosa como aterradora. ¿Dónde está la frontera entre la vida y el arte? ¿Pueden estas dos realidades convivir sin que una destruya a la otra? Antille parece darle una nueva forma al fantasma de Dalton, un fantasma que en algunas ocasiones brilla con fuerza y en otras está oscurecido por las sombras; a veces ella misma encarna a Dalton (la propia Antille aparece mucho en la película), pero la música es sobre todo captada a través de imágenes que le devuelven su gloria como una mujer fuerte que está al borde de la desaparición. A través del mundo artístico de Antille, Karen renace, demostrándonos que el arte y sólo el arte puede buscar la luz entre las sombras.

A Bright Light-Karen Dalton and The Process ha sido producida por Rubis Films e Intermezzo Films, y esta última maneja las ventas internacionales.

(Traducción del italiano por Marta Quirós)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.