email print share on facebook share on twitter share on google+

CANNES 2018 Proyecciones especiales

Crítica: Un día más con vida

por 

- CANNES 2018: El navarro Raúl de la Fuente y el polaco Damian Nenow ofrecen una nueva lectura documentada y exaltada del libro del famoso reportero Ryszard Kapuściński

Crítica: Un día más con vida

Un día más con vida [+lee también:
tráiler
entrevista: Raúl de la Fuente
ficha del filme
]
, la película que Raúl de la Fuente y Damian Nenow han presentado en una proyección especial en el 71º Festival de Cannes, ofrece una relectura documentada y exaltada del libro homónimo Ryszard Kapuściński que sumerge al espectador en el corazón de la Angola de los años 70 y del sueño de una África emancipada tras los movimientos de independencia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Cinesquare Internal News

Kapuściński es un brillante periodista, veterano e idealista. También es un ferviente defensor de las causas perdidas y de las revoluciones. En la agencia de prensa polaca, convence a sus superiores para que lo manden a Angola. El país se encuentra sumergido en una guerra civil sanguinaria en los albores de su independencia. Kapuściński se embarca así en un viaje suicida al corazón del conflicto. Asiste una vez más a la dura realidad de la guerra y se destapa un sentimiento de impotencia. Angola no cambiará nunca. Él, que salió de Polonia como periodista, volverá como escritor.

Esos son los hechos relatados con multitud de detalles por los diferentes protagonistas. Sin embargo, también estamos ante un viaje a la psique del periodista, que se pregunta por su papel, por su lugar en la historia, por su peso y su poder y por sus responsabilidades. Kapuściński es una figura histórica del periodismo mundial, presente a lo largo de su carrera en el centro de conflictos que sacudieron el tercer mundo a finales del siglo XX, deseoso de ofrecer una voz a los pueblos sumidos por la pobreza.

A su marcha de Angola, y a la conclusión del film, aparece transfigurado por lo que los angoleños llaman "confusão": un estado de desorientación total. Asiste a lo que llama el despertar de África: cuando Angola, liberada del colonialismo, mete su combate en la gran Historia. Sin embargo, esta guerra civil se tornará en conflicto internacional y Angola volverá a ser parte de la guerra fría. Informado del apoyo militar exterior de Cuba que podría cambiar el sentido del conflicto, Kapuściński renuncia a ejercer su derecho a la información, al servicio de la historia, y de la lucha del movimiento del MPLA, que sigue hasta en sus atrincheramientos.

La primera escena quita el hipo: una inmersión animada que revolotea por el corazón de las calles en plena ebullición de una ciudad caótica y turbulenta como Luanda. La virtuosa puesta en escena juega con las posibilidades de la animación (cámara sumergida, morphing de los decorados y de los rostros…) para generar la ficción dentro del documental o, más bien, reactivar la historia. La animación ofrece también algunas escenas oníricas que vienen a dar cuerpo a las pesadillas descritas por Kapuściński y sus camaradas de la época, traumatizados por las atrocidades que ven ante sus ojos. Por último, permite encarnar la lucha, resucitar a Carlota, orgullosa guerrera con que se cruza el periodista polaco y muerta por las balas, quien, con Farrusco, representa a ojos del reportero la quintaesencia del compromiso al servicio de una causa justa.

A las secuencias animadas se mezclan algunas (raras) imágenes de archivo, así como entrevistas contemporáneas con algunos actores y testigos de la época y tomas de la actualidad de Angola, como reproduciendo un eco de la historia. Esta aproximación visual híbrida tiene sus efectos en el plano narrativo, enriqueciendo un relato que oscila entre el biopic y el documental histórico.

Un día más con vida es una coproducción europea a cargo de Platige Image y Kanaki Films en coproducción con Walking the Dog, Animationsfabrik, Wüste Film y Puppetworks. De las ventas internacionales se encarga Indie Sales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.