email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2018 Semana de la Crítica

Crítica: Sir

por 

- CANNES 2018: Una refrescante película de amor imposible entre clases parael primer largometraje de ficción de la hindú Rohena Gera, coproducida por Francia

Crítica: Sir
Tillotama Shome y Vivek Gomber en Sir

"Todos tenemos el derecho a perseguir nuestros sueños". Abordando delicadamente y con calma este concepto junto a un relato romántico en el contexto rígido de la casta hindú, Rohena Gera se atreve por primera vez (después de un documental) con los largometrajes de ficción con Sir [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, presentada en competición en la 57ª Semana de la Crítica del 71º Festival de Cannes. Inicios llenos de encanto coproducidos por Francia que han sabido tratar un fenómeno sociológico difícil, incluso doloroso, con una relativa ligereza rica en buenas sensaciones (en el sentido positivo de la palabra), lo que choca enormemente con el estilo habitual de la producción hindú que llega a las grandes muestras cinematográficas europeas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

"Él me paga las extras; ¡tú a estudiar! Yo me ocupo del resto". Ratna (Tillotama Shome), una joven viuda, abandona su pueblo y a su hermana pequeña para volver a Bombay; un viaje bastante largo mostrado con algunos planos rápidos y sugerentes. Allí es asistenta en una alta y lujosa torre, más exactamente en el apartamento de Ashwin (Vivek Gomber), hijo de una muy buena familia que incluso tiene un chófer a su disposición. Preparación de las comidas, tareas del hogar a todos los niveles, hacer la compra: el día a día de Ratna es dedicarse en cuerpo y alma al servicio. Duerme en un espacio pequeño in situ y come en el suelo de la cocina, ahorrando para que su hermana pequeña pueda escapar de un matrimonio concertado por sus padres como el que ella vivió cuando tenía 19 años. Pero su patrón, el “Señor", atraviesa un momento difícil porque acaba de dejarlo con su prometida justo antes de su boda después de enterarse de que le había engañado en el extranjero. Deprimido delante de su ordenador, el joven que ha vivido en EEUU, que ha sido obligado a volver a India por razones familiares y que trabaja entonces en la gran empresa de construcción de su padre, va a conectar poco a poco con Ratna para luego ayudarla a cumplir su sueño de convertirse en costurera. Pero la brecha más que profunda existente entre clases, completamente arraigada en todas las mentalidades de la sociedad, les separa. ¿Es posible superarla, amarse y "hacer su vida según sus propias reglas"?

Desarrollada sobre el esquema cliché del amor imposible, Sir innova con pequeños toques el retrato de dos clases sociales y los imperceptibles avances del uno hacia el otro, un microcosmos como reflejo de las tradiciones hindúes y de su lenta evolución. Relativamente previsible y llevada por personajes sin gran desabrimiento; la intriga, su delicadeza en el trato y su sabia sencillez fílmica no dejarán indiferentes a los amateurs de las historias de amor bonitas y simples.

Sir está producida por India (Inkpot Films) y Francia (Ciné-Sud Promotion), y sus ventas corren a cargo de mk2 Films.

(Traducción del francés por Begoña Carrasco González)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.