email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

EDIMBURGO 2018

Crítica: The Devil Outside

por 

- El británico Andrew Hulme revisa en profundidad en su segundo largometraje el papel de la religión en una sociedad secular

Crítica: The Devil Outside
Noah Carson en The Devil Outside

El primer largometraje de Andrew Hulme, Snow In Paradise [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Andrew Hulme
ficha de la película
]
, se proyectó en la sección Un Certain Regard del festival de cine de Cannes en 2014. Aquella cinta estaba protagonizada por alguien que veía el Islam como una vía de salida de su vida de mafioso. La religión, ahora, vuelve a desempeñar un papel central en el segundo trabajo de Hulme, titulado The Devil Outside [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
y estrenado a escala mundial en el Festival internacional de cine de Edimburgo. Sin embargo, aquí se da la vuelta a la tortilla al planteamiento de Snow In Paradise: aquí la religión ya no representa precisamente un camino hacia la salvación.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

The Devil Outside presenta a un crío curioso pero tímido llamado Robert (Noah Carson) que empieza a cuestionarse la fe ciega de sus padres, cristianos. Robert ha recibido su formación principalmente en el hogar y ahora debe asistir a un instituto. Allí, por primera vez, aprenderá la teoría de la evolución y le hablarán de un mundo que no tiene Dios. Empieza a preguntarse si la ciencia podría ser una fuente de conocimiento para él mejor acerca de lo que es la vida, el universo y todo lo que va entre medias. En la iglesia, mientras tanto, conoce a un adolescente que va por el mal camino, el impío Marcus (Daniel Frogson) que vitupera contra la mera idea de una omniprescencia divina y se maneja mucho mejor con la pornografía de Internet. ¿Es Marcos el diablo? ¿O es por Robert por quien deberíamos preocuparnos?

Esta película recuerda a Pier Paolo Pasolini en su ritmo, en su tema y en su tono marcadamente austero. Tampoco anda lejos del cine de terror. La madre sin nombre de (Keeley Forsyth) dicta las normas mediante miradas directas a sus más queridos, a los que subyuga sin palabras. La madre se enamora del predicador David (Mark Stobbart), que al principio se presenta ante la congregación declarando que el país “ha perdido a Dios, hemos ocultado nuestra fe y nos avergonzamos de que nos conozcan como cristianos”. También está convencido de que Dios le ha mandado señales. El padre de Robert (Alex Lowe), por su parte, es un alma amable que intenta persuadir a su hijo para que escuche a su madre y siga los pasos de Cristo. Todas estas influencias, sumadas a los elevados niveles de testosterona propios, dejan a Robert en un estado de profunda confusión. Un descubrimiento casual entre árboles es interpretado por Robert como otra señal divina, un encargo que lo hará popular en casa y en la iglesia, en un antiguo pueblo minero de Nottinghamshire.

El asunto de la religión en el seno de una sociedad secular es fértil y exigente y Hulme se entrega a su historia con arresto. Sin embargo, confía ocasionalmente demasiado en los azares y las coincidencias para sacarla adelante, lo que a veces la hace renquear, aunque encaja bien con su mano experta a la hora de gestionar las contradicciones internas que devoran a Robert. Muestra de ello es la escena en que la madre del protagonista se encuentra con él en el bosque, justo en el momento en que éste declara crudamente su deseo de tener una admiradora. Más allá de las fallas del guion, The Devil Outside cuenta con una fotografía hermosa y con buenas interpretaciones y resulta en un examen atractivo sobre la fe y la ciencia.

The Devil Outside es una producción de Christine Alderson para la británica Ipso Facto en coproducción con la francesa The Jokers, con la participación de las británicas BFI, Lipsync Post, Headgear y Backup Media. De las ventas internacionales se encarga Protagonist Pictures.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy