email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PULA 2018

Crítica: Aleksi

por 

- La croata Barbara Vekarić trata de expresar la voz de los milennials en su primer largo, que se proyecta en la competición nacional de Pula

Crítica: Aleksi
Tihana Lazović en Aleksi

Prestrenada mundialmente en la inauguración de la competición nacional del Festival de Pula, el primer largo de la croata Barbara Vekarić, Aleksi [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, se promociona como algo nuevo en el cine nacional contemporáneo: una comedia dramática al estilo indie que aborda el tema de la "segunda llegada a la adultez" y de cómo fijar de forma realista los objetivos vitales cuando uno se encuentra al borde de los 30 años. Al margen de la buena campaña de marketing, Aleksi es un poco decepcionante, aunque bastante disfrutable a ratos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El personaje epónimo, interpretado de manera admirable por Tihana Lazović (Bajo el sol [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Dalibor Matanic
ficha del filme
]
) es la típica millennial de película: tras varios intentos de estudios y prácticas en el extranjero, vuelve a casa de sus padres (interpretados por los actores serbios Aljoša Vučković y Neda Arnerić), en la costa de la península Pelješac. Mientras evita trabajar en la empresa vinatera familiar y espera la respuesta a su última solicitud de prácticas, en Berlín, pasa el tiempo haciéndose la fotógrafa abstracta, echando el rato con su prima Lea (Nataša Janjić) y sopesando perspectivas de relación con tres hombres muy diferentes.

El primero, Goran (la pareja de Lazović en Bajo el sol, Goran Marković), es un músico local por quien ella siente una atracción inmediata, pero cuyas ideas conservadoras sobre roles de relación la espantan. Luego tenemos a un playboy más maduro y rico, Tony (interpretado por el esloveno Sebastian Cavazza), que la lleva en yate y le da la mejor cocaína, pero que no parece querer nada más serio. Finalmente, está un fotógrafo como ella, Chris (Jason Mann), un estadounidense que conoció de casualidad en un ferry con el que comparte intereses, pero cuya actitud demasiado bondadosa se carga la magia. 

La idea es bastante básica; se ha hecho infinitas veces en el cine indie estadounidense y tampoco es algo tan nuevo en Croatia (ver el film de temáticas similares de Nevio Marasović, Comic Sans [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
). Sin embargo, mientras que esa película lograba elevar la historia sobre los personajes basados en tópicos, Aleksi fracasa un poco. No tener una historia real que contar (más que una serie de acontecimientos de baja intensidad) estaría bien si los personajes se hubieran desarrollado con más detalle. Chris y Toni son básicamente no entidades, Lea va y viene según el capricho del guion, y una madre estricta y un padre más indulgente son clichés del cine mundial. 

El personaje de Aleksi tampoco está especialmente bien escrito. A veces, parece una colección de manierismos que solo se salvan por el estilo interpretativo de Tihana Lazović, que siempre arriesga y parece que ha escrito el guion. Pero esto funciona solo hasta cierto punto, en particular en las escenas que comparte con Goran Marković, que están repletas de química interpretativa, atracción física y parloteo, alimentando la percepción que se tiene de ellos como al Jennifer Lawrence y el Bradley Cooper del cine croata. El único intento de Vekarić de hablar sobre la masculinidad y la feminidad se limita al amplio uso de los fluidos corporales y a las cosas que hace Aleksi con su vello. 

Tihana Lazović está brillante toda la película, Goran Marković también tiene sus momentos, y el director Vekarić tiene algunas ideas interesantes, como incorporar un apartado de sonido compuesto de ruidos de la calle, la banda sonora original de Jure Ferina y Pavle Miholjević, y algo más de música, tanto local como extranjera. El conjunto es bastante decente, y la estándar cámara de mano se ve potenciada por el uso inteligente que hace el director de fotografía, Filip Tot, de la vivaz paleta mediterránea. 

Aleksi es una coproducción serbocroata de Studio Dim, Motion, FilmKombajn y Croatian Radio-Television (HRT) con el respaldo del Centro Audiovisual Croata (HAVC). Film Republic gestiona los derechos internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.