email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS Irlanda

Crítica: Lost & Found

por 

- El tercer largo de Liam O. Mochain, basado en historias reales, explora el extraño mundo de la oficina de objetos perdidos de una estación de tren en Irlanda

Crítica: Lost & Found
Liam Carney en Lost & Found

Siete historias cruzadas, ambientadas en torno al pequeño microcosmos de una oficina de objetos perdidos en una estación de tren de Irlanda, situada en Portarlington, condado de Laois: el protagonista Daniel (Liam O. Mochain), que acaba de conseguir un trabajo en la oficina; Eddie (Liam Carney), que se pasa el día mendigando en la estación; Gabriel (Seamus Hughes), que planea sorprender a su novia pidíendole la mano; la abuela de Daniel (Barbara Adair), que pide a su nieto que encuentre un brazalete enterrado en la casa de su infancia, en Polonia; Moya (Norma Sheahan), que visita por accidente una casa funeraria y firma un libro de condolencias, acarreando inesperadas consecuencias; Paudge (Donncha Crowley), propietario de un pub que no deja de renovar, con la esperanza de atraer clientes por fin; y Sile (Aoibhin Garrihy), que ya ha fijado una fecha para su boda, aunque todavía no tiene al novio.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Esta es la trama de la nueva comedia de Liam O. Mochain, Lost & Found [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, que ya se ha estrenado en los cines irlandeses, después de recoger el premio a mejor película extranjera en Arizona este verano y en cuyo prestreno mundial, en el Galway Film Fleadh del año pasado, se agotaron las entradas. Es el tercer largo del director, tras sus anteriores trabajos WC (2007) y The Book That Wrote Itself (1999). Lost & Found es una comedia disfrutable cuya mayor fortaleza es el trabajo de los actores. La calidad de los episodios es variable, pero todos brindan momentos graciosos a los espectadores. Dos de ellos están especialmente logrados: The Tent, en el que vemos a Daniel buscando el brazalete de su abuela en una aldea perdida, caracterizado por un estilo absurdo, típico de muchas comedias de Europa del Este, y Ticket to Somewhere, impulsado por la solidez del personaje que interpreta Liam Carney. 

El espectador puede empatizar fácilmente con Daniel, un hombre que no ha sido muy afortunado o brillante durante su vida, pero que aun así ama vivir. Mediante el personaje de Daniel, se pretende unificar todas las historias de los diferentes personajes, y el marco de la oficina de objetos perdidos pretende ser el motor para explorar el tema de la pérdida a una escala más amplia. Este objetivo solo se consigue parcialmente: por desgracia, el flujo narrativo no es lo suficientemente homogéneo, y a veces, el espectador puede sentirse perdido y con la impresión de que el tema central de la cinta se ha abandonado. Para evitar esto, podría haberse trabajado más en el guion, explotando así el potencial de la película. La idea de retratar la vida de una pequeña comunidad irlandesa a través de la oficina de objetos perdidos de la estación es ciertamente interesante y original; sin embargo, el alcance del film no tarda en ser demasiado ambicioso y amplio, afectando a la calidad de la estructura narrativa e infligiendo al espectador varios giros de guion predecibles. 

En conjunto, O. Mochain es una comedia ligera y amable: el reparto coral funciona bastante bien, y los departamentos de fotografía y escenografía han logrado reproducir la atmósfera relajada del campo irlandés y sus habitantes. 

Producida por la compañías irlandesas Siar A Rachas Muid Productions, en cooperación con Hyper Films y Screen Content Ireland, Lost & Found llegó a los cines del país el 13 de julio, de la mano de Eclipse Pictures.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy