email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

DOKUFEST 2018

Crítica: Taurunum Boy

por 

- El debut en la dirección de Jelena Maksimović y Dušan Grubin explora el paso a la vida adulta y la masculinidad en el municipio de Zemun

Crítica: Taurunum Boy

La percepción sobre el municipio de Zemun, cerca de Belgrado, es ligeramente controvertida. Para algunos, Zemun es un distrito que forma parte de la metrópoli. A nivel local, los residentes de ideología patriota no están de acuerdo con dicha afirmación porque defienden que se trata de una ciudad independiente con una cultura, historia y estilo de vida diferentes a los de la capital del país. El director de fotografía Dušan Grubin (Blackness y Afterparty, de Luka Bursać) y la editora Jelena Maksimović (Mother [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Vlado Škafar
ficha del filme
]
, de Vlado Škafar, y Depth Two [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
 y The Load [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ognjen Glavonić
ficha del filme
]
, de Ognjen Glavonjić), ambos nacidos en Zemun, se inspiraron en su juventud para su primer largometraje conjunto, el documental Taurunum Boy, que se ha estrenado en la 17ª edición de DokuFest.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El título es un buen ejemplo de distracción poética. El término Taurunum Boy está más asociado a los seguidores de un club de fútbol local que a la ciudad en sí misma, aunque Taurunum es el nombre latino de Zemun. Maksimović y Grubin subrayan esto en la secuencia inicial, que tiene lugar en el estadio local, mientras los aficionados entran a ver el partido y la megafonía anuncia el nombre de los jugadores. Después, la cámara se centra en las caras del público adolescente, los futuros protagonistas de la película, un grupo de compañeros de colegio en su etapa formativa (aunque el peso emocional de la película se centre en uno de ellos).

La afición por el fútbol es sólo una parte de su cultura. También los vemos practicando deportes y saliendo juntos a lugares abandonados, como un barco oxidado en el río o una fábrica, en celebraciones familiares, y en su última excursión de la escuela primaria antes de separarse para continuar sus estudios en diferentes centros. A pesar de la proximidad del verano, la amenaza a su amistad sigue presente puesto que la edad adulta está a la vuelta de la esquina. Están creciendo tanto a nivel físico como a nivel emocional, sintiéndose más confusos sobre quiénes son y quiénes quieren ser, soportando la presión de sus padres, del colegio y de sus pares, e intentando alcanzar los estándares de dureza y machismo impuestos por el país y por su barrio.

El tema de la masculinidad al principio de la vida adulta y la expectación por lo nuevo pueden parecer temas universales pero Maksimović y Grubin se centran en el contexto social. Durante décadas, Zemun ha tenido mala reputación debido a su alto índice de criminalidad pero todavía quedan prioridades culturales, aunque sea duro y se supriman las emociones. Sin embargo, los jóvenes (chicos en su mayoría, pero no exclusivamente) no son retratados como un grupo de futuros criminales: pueden parecer uniformes hasta cierto punto, con el mismo estilo de ropa y peinado, y la misma actitud indiferente, pero también son sensibles, abiertos y, a veces, graciosos y normales. Ambos directores han hecho un gran trabajo al ganarse su confianza y animarlos a abrirse y a ser ellos mismos ante la cámara.  

Como era de esperar en una película dirigida por un director de fotografía y una editora, el trabajo de la cámara es excelente y el efecto de alternar tomas estáticas desde lejos con primeros planos ligeramente emotivos hace de Taurunum Boy una experiencia emotiva y observacional. La combinación de música pop-folk local, hip-hop y dance de los 90 aporta color al documental.

Taurunum Boy ha sido producida por ENFM con la colaboración de Film Center Serbia (FCS) y Visions Sud Est; pero todavía no tiene distribuidor.

(Traducción del inglés por Carolina Benítez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.