email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS Dinamarca

Crítica: A Fortunate Man

por 

- Bille August, el director dePelle el conquistador, clava otro clásico danés

Crítica: A Fortunate Man
Esben Smed en A Fortunate Man (© Rolf Konow)

El caso de Bille August es similar al de muchos directores talentosos “extranjeros”: una producción nacional fructífera conduce al reconocimiento internacional. August, en su caso, fue premiado con un Óscar y una Palma de Oro por la película Pelle el conquistador (1987), y ganó otra Palma por la película Las mejores intenciones (1991), luego trabajó en proyectos de habla inglesa. Esto es algo que demasiado a menudo conlleva una remisión artística, en este caso demostrada en títulos como La casa de los espíritus (1993), Smila: Misterio en la nieve (1997) o Night Train to Lisbon [+lee también:
crítica
tráiler
making of
ficha del filme
]
(2013), que fueron proyectos de prestigio cuidadosamente diseñados, pero que tenían su voz personal en modo silencioso. Ingmar Bergman, que se deshizo en elogios por el manejo de su guion por parte de August en la película Las mejores intenciones, habló sobre “la fábrica de carne que hay allí, donde posiblemente pierdes un brazo, una pierna o más”. Tristemente, a esto a veces se le añaden las raíces. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Por suerte, August también trabajó en tierras escandinavas, especialmente en la última década: Una canción para Martin Martin (2001) y Silent Heart [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
(2014) son detallistas estudios de familias, mientras que la gran producción The Passion of Marie [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
 (2012) se perdió un poco entre la parafernalia del cine de época. Ahora busca más de lo mismo, incluso algo de manera más ambiciosa, y esta vez, lo clava. A Fortunate Man [+lee también:
tráiler
entrevista: Bille August
ficha del filme
]
, tan desafiante como cualquier otro proyecto que August ha enfrentado, se basa en Lucky Per del ganador del Premio Nobel Henrik Pontoppidan (escrita entre 1898 y 1904), votada como la segunda novela danesa más importante del siglo en 1999. Primero publicada en inglés en 2010, la historia se dará a conocer en el extranjero por el director, más que de la novela; un director, digámoslo, en este caso menos cercano a Night Train to Lisbon que a Pelle el conquistador (basada también en una novela danesa clásica, que ocupa el cuarto lugar en la votación anteriormente mencionada). 

En ella, el talentoso e impetuoso protagonista, Peter Andreas Sidenius (Esben Smed, elegido como Shooting Star de 2017, en una impresionante interpretación al estilo de James Dean) es un aspirante a conquistador. En la década de 1880, huye del sofocante entorno luterano de la Dinamarca rural para instalarse en la (relativa) metrópolis de Copenhague. La ingeniería es su vocación, y sus ideas políticas progresistas ganan terreno, en particular en el adinerado entorno judío. Sidenius es acogido por la acaudalada familia Salomon y bautizado como “Lucky Per” por el hijo, Ivan, que maneja su propio proyecto pequeño comercial en busca de “genios”. Per también se familiariza con las encantadoras hermanas Salomon, especialmente con la mayor, Jakobe (la brillante actriz, Katrine Greis-Rosenthal de la serie The Bridge) cuya visión del mundo, profunda y humanista, acaban por atraerlo. Ambos se comprometen, los grandes proyectos de Per están a punto de volverse realidad, y está a punto de conquistar el mundo, pero escapar de las restricciones del patrimonio social es difícil cuando eres tu propio enemigo… 

La de la cinta es una narración conmovedora, melancólica, culta, irónica, intemporal y moderna, empáticamente adaptada por el equipo padre e hijo, Bille y Anders August. Se tomaron algunas libertades para adaptar el texto original (de 600 a 900 páginas, sujetas al tamaño de letra), que son a veces se gran envergadura, pero que finalmente se adaptan a la pantalla para atraer posiblemente a nuevos lectores que quieran indagar más sobre el libro. 

La película es hermosa en cada nivel técnico, desde las localizaciones de Copenhague hasta el diseño de vestuario. Tanto los papeles principales como los extras están encarnados por sólidos actores veteranos. En general, esta es una gran experiencia. 

Queda por ver si Bille August volverá a conquistar el mundo, ya que ha sido preseleccionado por el comité danés de los Óscar para los Premios de la Academia 2019.

A Fortunate Man se estrena en los cines daneses el 30 de agosto y se mostrará en un formato prolongado de miniseries en diciembre en TV2. La cinta ha sido producida por Nordisk Film, y sus ventas internacionales son manejadas por TrustNordisk.

(Traducción del inglés por Maylin Del Cid)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.