email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2018 Competición

Crítica: Peterloo

por 

- VENECIA 2018: Mike Leigh regresa con su película de mayor presupuesto hasta la fecha, aunque totalmente carente de emoción

Crítica: Peterloo

Hay muchas cosas que admirar en Peterloo [+lee también:
tráiler
entrevista: Mike Leigh
ficha del filme
]
, la última película de Mike Leigh, que compite en esta edición del Festival de Venecia. Se trata de un drama de época, ambientado a principios del siglo XIX, que realiza un gran trabajo a la hora de informar acerca del clima social que llevó a la Masacre de Peterloo en 1819, cuando fuerzas gubernamentales cargaron contra 60.000 manifestantes que se habían reunido para pedir una reforma política y el fin de la pobreza. Sin embargo, el ganador del León de Oro en 2004 está tan decidido a mostrar los mecanismos relacionados con el discurso político de la revuelta que acaba entregando un relato bien construido pero austero y carente de emoción. Cualquier película que termine con una masacre brutal que no sea totalmente desgarradora e irritante está haciendo algo mal.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En muchos aspectos, Peterloo se parece a El joven Karl Marx [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, de Raoul Peck, otra película centrada en los ideales revolucionarios inspirados por las injusticias sufridas en el norte de Inglaterra a principios del siglo XIX. Ambos directores se centran mayormente en los debates y las reuniones que tuvieron lugar durante esa época, así como en las formas en que los poderosos mantenían al pueblo a raya. Peterloo muestra en algunas de sus escenas iniciales cómo los proletarios recibían sentencias de prisión injustas, mientras que el gobierno tomaba la maliciosa y equivocada decisión de enviar al General Byng, héroe de la Batalla de Waterloo, a sofocar los disturbios en el norte de Inglaterra. Este no sabe ni en qué lado de los Peninos se encuentra, aludiendo a la falta de interés de Londres con respecto al norte del país.

Al mostrar la vida en Lancashire, Leigh sigue a la familia de un músico del ejército que regresa a casa después de Waterloo, convertido en un hombre completamente diferente que se encuentra con un hogar lleno de problemas. El impuesto sobre el pan se ha incrementado, y aquellos que le rodean intentan ganarse la vida mientras la pobreza sigue aumentado. El nivel de detalle y el vestuario nos transportan directamente a la época, aunque los personajes no están tan bien dibujados.

Cuando una indigente comienza a cantar, de forma excesivamente teatral e innecesariamente manipuladora, nos damos cuenta de que Peterloo va a ser una película problemática. Los personajes, y la división entre buenos y malos en distintas clases, habrían tenido mucha más fuerza si Leigh hubiese incluído algo más de ambigüedad, mostrando las divisiones en cada bando de forma más efectiva. La estructura y planteamiento de la película no deja margen a la interpretación, ya que Leigh relata la historia como si fuese una clase magistral, en lugar de promover el pensamiento crítico, lo cual no concuerda con el deseo de sus personajes predilectos en la película: que todos los hombres tengan derecho a votar.

Peterloo es una producción de Amazon Studios, Thin Man Films y Cornerstone Films, y ha sido desarrollada con el apoyo de Film4. Cornerstone se encarga de sus ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.