email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2018 Competición

Crítica: Suspiria

por 

- VENECIA 2018: El director italiano Luca Guadagnino reinventa el clásico de Dario Argento, estrenado en 1977, conectándolo con el fenómeno Baader-Meinhof

Crítica: Suspiria
Dakota Johnson en Suspiria

Luca Guadagnino ha reinventado Suspiria, el clásico de Dario Argento estrenado en 1977, y compite por el León de Oro en la 75 edición del Festival de Venecia. Alargando la duración de Suspiria [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
de los escuetos 98 minutos de Argento hasta unos pesados 152, Guadagnino también ha transportado la academia de baile desde Friburgo hasta un exquisito edificio de estilo art-deco a pocos metros del Muro de Berlín. Del mismo modo, el director ha retorcido la paleta de colores, pasando de la mezcla psicodélica de rojo, azul y amarillo utilizada por Argento a un esquema inspirado por los apagados verdes y grises que podemos observar en la maravillosa serie Berlin Alexanderplatz, de Rainer Fassbinder. Pero tal vez lo más radical de todo es que Guadagnino ha incluído en la película las actividades del Grupo Baader-Meinhof para darle un contexto social más amplio a la cinta. En las pantallas de televisión se informa acerca de los asesinatos y el secuestro real de un avión comercial en 1977 por parte del grupo de revolucionarios que aterrorizó a Alemania durante la mayor parte de los años setenta. La película parece preguntarse si este terror es aún más horrendo que un aquelarre de brujas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El concepto central de ambas películas permanece inalterado. Una estudiante americana llega a Berlín para hacer una audición en una escuela de baile, descubriendo posteriormente que el lugar está dominado por fuerzas sobrenaturales. Dakota Johnson interpreta a Susie, la joven bailarina recién llegada. La actriz ya había trabajado con Guadagnino en Cegados por el sol [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Luca Guadagnino
ficha del filme
]
, al igual que Tilda Swinton, que en esta ocasión interpreta a Madame Blanc, una profesora de danza que guarda importantes secretos - ofreciendo además otro sorprendente papel a través de una transformación a base de prótesis y maquillaje. La película trata sobre mujeres, y Guadagnino hace todo lo posible por eliminar cualquier testosterona presente en la película original de Argento, llegando a utilizar un reparto con género fluido. Un psicoanalista examina el estado mental de las bailarinas, mientras que la alta concentración de roles femeninos y su relación entre sí provienen directamente de los clásicos de Fassbinder, El matrimonio de María Braun y La ansiedad de Veronika Voss. De hecho, la cinta supone tanto un homenaje a Fassbinder como a Argento, lo cual es bastante apropiado, dado que la original rendía homenaje a los cineastas expresionistas alemanes.

La película presenta algunas increíbles secuencias de baile que incluyen un gran montaje en paralelo, ya que los movimientos de baile de Susie tienen resultados poderosos y sobrenaturales. Aún así, debido a todos los grandes cambios, la película resulta ligeramente pretenciosa. La versión de Argento era una clase magistral de eficiencia, mientras que Guadagnino ofrece un baile más largo y lento, tan preocupado por el estilo que se olvida de provocarnos escalofríos.

Suspiria es una coproducción entre Italia y Estados Unidos, estrenada por Amazon Studios y producida por K Period Media, Frenesy Film Company, Videa, Anthology Entertainment, First Sun y Memo Films.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.