email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2018 Platform

Crítica: Jessica Forever

por 

- TORONTO 2018: Caroline Poggi y Jonathan Vinel subvierten las convenciones con un primer largo en la frontera entre la ciencia ficción y el realismo

Crítica: Jessica Forever
Aomi Muyock en Jessica Forever

Un joven se adentra en una casa en un barrio desierto, rompiendo y cruzando una ventana de cristal; un grupo de intervención tipo GEO, armado hasta los dientes, atraviesa el campo a toda velocidad en una fila de todoterrenos, arresta al individuo en cuestión y desaparece rápidamente de la zona, justo antes de la llegada de una nube de drones. Con esta entrada en materia, Jessica Forever [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, primer largo de Caroline Poggi y Jonathan Vinel (ganadores del Oso de Oro de cortometraje en la Berlinale 2014 por Tant quil nous reste des fusils à pompe), que ha clausurado la competición Platform del 43er Festival de Toronto, coloca el listón bien alto y deja clara su intención de pulverizar las fronteras clásicas de las convenciones del cine de autor francés. Una dirección que se inscribe en una clara tendencia de la generación emergente de cineastas galos (Crudo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Julia Ducournau
ficha del filme
]
, Revenge [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Coralie Fargeat
ficha del filme
]
, Les Garçons sauvages [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Bertrand Mandico
ficha del filme
]
, La Nuit a dévoré le monde [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, Ava [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Léa Mysius
ficha del filme
]
) a tomar riesgos y mezclar los códigos del cine de género, a apartarse de las normas para destilar nuevas fragancias, quizás más modernas y capaces de seducir a los espectadores más jóvenes e internacionales. Pero evidentemente, la transgresión también conlleva una parte de incertidumbre y requiere un gran rigor, lo cual no siempre se consigue sin dificultades.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

"Estamos en una época en la que la Tierra alberga un gran número de huérfanos". Perdidos y extremada e incontroladamente violentos, los muchachos son cazados y ejecutados por las fuerzas especiales. Pero "una joven les acoge y protege: Jessica". Mediante una voz en off, el film nos sumerge de inmediato en un mundo de ciencia ficción (cuya apariencia es sin embargo contemporánea) y en el corazón de una curiosa familia de una decena de niños (interpretados por, entre otros, Sebastian Uzendowsky, Lukas Ionesco, Paul Hamy, Eddy Suiveng y Franck Falise), unidos por una misteriosa figura femenina, casi mesiánica (Aomi Muyock), a la que tratan con una adulación sin límites, obedeciendo todas las reglas que impone. El menú incluye: un entrenamiento militar muy avanzado (con un abundante arsenal de armas), un amor fraternal y armonioso y trazas de campamento de vacaciones, en parajes naturales y ocultos. La ideología del grupo: asumir y canalizar la parte de monstruosidad y salvajismo de cada uno y hacerse con todo lo que puedan, sin miedo a la inevitable muerte. Pero no faltarán amenazas, tanto externas como internas...

Decididamente delirante, Jessica Forever es un verdadero ovni cinematográfico, una rareza que mezcla lo fantástico (el fantasma de una muerta, rastreadores robóticos), la acción fulgurante (tiroteos, paracaidismo, la instalación clandestina en un lujoso palacete en el corazón de una isla) y un tempo lánguido (discusiones entre los miembros del grupo, contactos con otros jóvenes, idilios secretos, etc.). Jugando con la textura de la imagen hasta el hiperrealismo, el film es especialmente divertido si se le considera en segundo grado, pero su declarada seriedad pone en duda sus verdaderas convicciones de fondo (¿es una justificación de la lucha armada contra el totalitarismo?), de la misma forma que su ritmo a veces se arrastra (algunos personajes secundarios deberían haberse desarrollado más). Pero su audacia general, que evidentemente no dejará a nadie indiferente, y que contará sin duda con sólidos detractores y adeptos fervientes, la convierte potencialmente en una cinta de culto; todo un logro para tratarse de un primer largo.

Producida por Ecce Films y coproducida por Arte France Cinéma, Jessica Forever es vendida internacionalmente por mk2 Films.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.