email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2018 Semana internacional de la crítica

Crítica: Still Recording

por 

- VENECIA 2018: Saeed Al Batal y Ghiath Ayoub utilizan la guerra civil siria para demostrar la importancia de los filmes como evidencia documental

Crítica: Still Recording

Debajo de un cielo color azul noche se observa el brillo naranja del sol que se levanta y una montaña en el horizonte. En este primer plano se pueden ver unas pocas luces, y lo que parece ser el humo de una fogata se eleva hacia el cielo. La toma parece una pintura; es el este de Guta en la mañana del 21 de agosto del 2013, esta imagen está a punto de mostrarnos un horror puro. Con la llegada del día queda revelada una ciudad de edificios sin vida. Para la mitad del filme ya nos habremos acostumbrado a ver los cadáveres de estos edificios y nos sentiremos casi inmunes a este horror. La cámara luego hace un acercamiento a lo que queda de un misil que cayó esa mañana. Todo alrededor está muerto: por lo menos 1.500 personas, las cabras e incluso el césped. Se han utilizado químicos en la masacre más grande que ha tenido la guerra civil siria hasta la fecha. Saeed está tan angustiado que no usa su cámara por 24 horas y le escribe a su amigo para preguntarle “¿por qué?” Saeed es uno de los ocho camarógrafos cuyas 450 horas de material fueron luego editadas para crear Still Recording, un documental compuesto del trabajo de documentalistas que operaban durante este conflicto. Filmado entre el 2011 y el 2015, este filme de Saeed Al Batal y Ghiath Ayoub ganó el Premio de la Audiencia y el Premio FIPRESCI en la 33ª edición de la Semana Internacional de la Crítica.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La importancia y los métodos para llevar un registro de eventos es una clase que se imparte en la oficina de medios de comunicación del Comité Coordinador de la ciudad de Duma, en donde Saeed le cuenta a sus estudiantes sobre su cita favorita: “la imagen es la última línea de defensa contra el tiempo.” De manera irónica, a este se le acaba de ver recientemente deshaciéndose en elogios con respecto a la máquina que es Hollywood, la cual financia filmes con la misma cantidad de dinero que se necesitaría para construir 15 hospitales y 16 escuelas. Es divertido porque él elogia el valor artístico de Underworld, filme que protagoniza Kate Beckinsale, al mostrar el uso del espacio vacío, imágenes en gran angular y monstruos. Esta película nunca ha parecido más importante.

Lo que sigue es terror pero en la vida real, imágenes de una guerra civil en la que muchos de los que empuñaron una cámara ya han muerto. Se nombra a catorce documentalistas muertos al final de los créditos de Still Recording. El filme es un documental sobre lo que está ocurriendo y también una oda al trabajo de estos fotógrafos. Es común no saber qué es lo que ocurre, un día lleno de destrucción se parece mucho a cualquier otro día. Por esto, no es la guerra la que crea los momentos más poderosos sino más bien el instante en que vemos la resistencia de la gente común, tales como los hombres que usan la comida del ganado para hacer “pan”.

Still Recording es una coproducción entre Siria, Líbano, Catar, Alemania y Francia, organizada por Bidayyat para Audiovisual Arts y Rousl Group, en coproducción con Films de Force Majeure y Blinker Filmproduktion.

(Traducción del inglés por Javier Campos)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.