email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2018 Discovery

Crítica: Farming

por 

- TORONTO 2018: La violenta ópera prima de Adewale Akinnuoye-Agbaje es un relato autobiográfico sobre una experiencia racial en el Reino Unido

Crítica: Farming
Damson Idris (delante) en Farming

“Farming” es un término inglés utilizado de forma coloquial por los trabajadores sociales británicos para describir una práctica común durante los años 60, 70 y 80, cuando algunas familias de Nigeria enviaban a sus hijos a vivir con familias adoptivas blancas y de clase trabajadora en Reino Unido, creyendo que de esta forma les proporcionaban una vida mejor. Utilizando este término como título, Farming, la ópera prima del actor británico Adewale Akinnuoye-Agbaje, presentada en la sección Discovery del Festival Internacional de Cine de Toronto, se centra en las angustiosas desventajas de esta práctica.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Farming es un relato autobiográfico basado en las experiencias personales del director durante su infancia en Tilbury, donde el abandono de su familia adoptiva y los repetidos abusos que sufría en el colegio le llevaron a unirse a una pandilla de skinheads racistas.

La película presenta algunas similitudes con la cinta Cass [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2008), de Jon S Baird, que relataba la historia del jamaicano Cass Pennant, un chico negro adoptado por una familia blanca que acabó uniéndose a los Inner City Firm, los ultras del equipo de fútbol West Ham United. Akinnuoye-Agbaje explora el mismo fenómeno con un tono mucho más serio, centrándose en la atormentada conciencia del protagonista. ¿Cómo tuvo que ser la vida del director durante su adolescencia en Reino Unido para llegar a renegar de su propia raza?

Se trata de un tema realmente prometedor para un drama, pero desgraciadamente la película no le hace justicia. Farming es sobre todo una propuesta increíblemente violenta. Desde la primera escena, en la que un joven negro sufre una agresión racial en medio de la calle, hasta las desagradables secuencias del joven Enitan (Zephan Amissah) en la escuela nigeriana, pasando por sus experiencias en Tilbury, donde un Enitan adolescente (Damson Idris) sufre los desprecios de sus padres adoptivos, Ingrid (Kate Beckinsale) y Jack (Lee Ross), que le obligan a salir a la calle para enfrentarse a los matones que acaban de propinarle una brutal paliza.

Los skinheads, dirigidos por el sociópata Levi (John Dagleish), actúan igual que pelean, de una forma bruta y exagerada, y Akinnuoye-Agbaje concede demasiado espacio a las escenas en las que Enitan sufre agresiones y humillaciones por parte de este grupo de matones. La violencia repetitiva resulta traumática y afecta enormemente al estado mental del protagonista, pero también tiene como consecuencia un escaso desarrollo del personaje, haciendo que su decisión final parezca algo improvisado, en lugar de un reflejo de la propia experiencia del director. Ni siquiera la amable profesora que trata de ayudar a Enitan, interpretada por Gugu Mbatha-Raw, logra escapar de la ira de la pandilla.

Es una lástima, ya que a veces Farming presenta una cualidad visceral para representar un mundo dominado por el terror, y el tema que trata merece un espacio de discusión. Sin embargo, el gran trabajo que realiza en algunos aspectos se ve lastrado por unas interpretaciones excesivas y un abuso de la agresión emocional.

Farming es una coproducción entre Estados Unidos y Reino Unido, producida por Montebello Productions, Groundswell yAAA Studios. La cinta ha sido coproducida por Logical Pictures y Metalwork Pictures en colaboración con HanWay Films. HanWay también se encarga de las ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.