email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ROMA 2018

Crítica: In viaggio con Adele

por 

- La cinta de preapertura del Festival de Cine de Roma es una comedia original que desaprovecha a su protagonista con autismo

Crítica: In viaggio con Adele
Sara Serraiocco en In viaggio con Adele

El comienzo de In viaggio con Adele [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, ópera prima del joven realizador Alessandro Capitani y cinta de preapertura del Festival de Cine de Roma, resulta un tanto molesta. Nos encontramos en una zona rural de Apulia, donde una mujer de 60 años celebra su cumpleaños rodeada por su familia. Sin embargo, cuando está a punto de soplar las velas, la mujer sufre un ataque al corazón y muere al instante. En ese momento, su hija de veinticinco años, vestida con un pijama de conejo de color rosa, pega una nota adhesiva en su frente en la que podemos leer: “Madre muerta”. La escena recuerda inevitablemente a Gummo, la cinta de culto de Harmony Korine, en la que también aparece un niño llevando una diadema con orejas de conejo. En este caso la protagonista es una joven con síndrome de Asperger, interpretada por Sara Serraiocco, que nunca ha conocido a su padre y que ahora se ve obligada a valerse por sí misma.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A medida que nos adentramos en el rural pullés descubrimos al actor de teatro Aldo Leone (Alessandro Haber), que interpreta a Cyrano de Bergerac. Los caminos de los dos personajes se cruzan irremediablemente, ya que Aldo es el padre de la chica. Desde ese momento ambos se embarcan en un viaje con la intención de encontrar un hogar para Adele, ya que su padre debe marcharse a París para participar en una audición para la próxima película de Patrice Leconte. Aldo es un egoísta e hipocondríaco que se acuesta con su agente (Isabella Ferrari) porque se siente solo, mientras que su hija solo necesita algo de amor para aliviar su "neurodiversidad" -como ella la llama- y acusa a su padre de tener “miedo a vivir”. Su viaje hasta un asilo en Frosinone se convierte en la excusa perfecta para desarrollar una serie de conflictos personales, aflicciones y algunos chistes más o menos acertados ("No he vuelto a comer pescado desde que vi La sirenita"). 

La película es una coproducción entre Paco Cinematografica y la francesa Denis Friedman Productions, en colaboración con Vision Distribution. Se trata de una comedia original, pero desaprovecha en gran medida a su protagonista femenina, a la que utiliza simplemente como un personaje conmovedor para mantener un tono ligero en la película. In viaggio con adele se estrena en cines italianos el 18 de octubre.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.