email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IDFA 2018

Crítica: ‘Now something is slowly changing’

por 

- El mejor documental holandés de la 31ª edición del IDFA aborda la búsqueda colectiva de significado en la sociedad occidental

Crítica: ‘Now something is slowly changing’

Cursos de liderazgo para caballos, agresivos juegos de roles para agentes de la ley, vlogeros que susurran en YouTube... Estas son algunas de las cosas que aparecen en el film ‘Now something is slowly changing’ [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, una hermosa mescolanza de coaching, cursos y terapia. En su documental, que es formalmente objetivo, Menna Laura Meijer presenta una muestra desconcertante de la sociedad holandesa y su siempre evidente búsqueda de rumbo y sentido en la vida. ‘Now something is slowly changing’ se ha prestrenado mundialmente en la 31ª edición del Festival Internacional de Cine de Ámsterdam (IDFA, por sus siglas en inglés), donde se ha coronado como mejor documental holandés (leer la noticia).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A lo largo de la cinta, saltamos entre escenas aparentemente desligadas en las que vemos a diferentes personas interactuando con sus entrenadores y coaches. A pesar de lo absurdas que puedan parecer algunas de estas situaciones, en ciertos momentos se hace evidente que sí que hay un hilo conductor: todos buscan consejo sobre cómo interactuar con los demás. Este es un elemento sutil pero importante del mensaje de la película. "Hay mucha presión, con tanta gente mirando", dice un niño a su profesor mientras se sube a un árbol, apuntando a la cámara. Aquí se alude, en cierto modo, a la forma en que la gente anda de puntillas por la vida, sintiendo la mirada de los demás. Esto resume el núcleo de esta cultura de la terapia en una sociedad altamente individualista, en la que se juzga a las personas en base a su desempeño individual, no según el progreso colectivo. Con síntomas tales como el decrecimiento del número de iglesias, esta tendencia caracteriza a la perfección la sociedad occidental contemporánea, dejando un vacío que la gente está intentando compensar. Durante un seminario sobre coaching en el que el orador reflexiona sobre esta tendencia, el espíritu comercial holandés se percibe claramente. "Se espera que para el 2030, haya más de siete millones de personas con enfermedades crónicas en los Países Bajos. Por un lado, es una mala noticia, pero para los que quieren entrar en el mundo del coaching... La gente busca un amigo de pago", dice, refiriéndose a la incapacidad de las personas para confesar en la iglesia.

Parte de la solidez del film reside en su objetividad formal. La fotografía estática, con la cámara siempre a una distancia prudencial, se basa en planos secuencia que miran a los sujetos desde un lado. Esto provoca la impresión de que no son conscientes de nuestra presencia, y nos hace involucrarnos en las sesiones. Esta posición voyeurista en la que se sitúa al espectador establece una distancia entre nosotros y ellos, haciendo más fácil que nos riamos del carácter absurdo de las sesiones y que experimentemos vergüenza ajena. Sin embargo, hay una vertiente subyacente de incómoda familiaridad que va saliendo lentamente a la superficie, conforme la cinta avanza, hasta que nos damos cuenta de que no estamos mirando una cultura exótica y desconocida, sino a nuestros propios vecinos, padres e incluso a nosotros mismos. La película termina con estas palabras: "Intenta sentir tu interior, sí, ahora algo está cambiando lentamente", y uno se queda reflexionando qué lugar ocupa en todo esto.

Now something is slowly changing’ es una producción de JeanMarc van Sambeek, Rosa Duvekot y Max Diezenberg para la compañía amsterdamesa mint film office, en coproducción con la cadena holandesa KRO-NCRV. Las ventas mundiales están a cargo de Some Shorts, y Cinema Delicatessen se ocupa de la distribución en Holanda.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.