email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

EL CAIRO 2018

Crítica: Méprises

por 

- El segundo largo de ficción de Bernard Declercq es un relato siniestro y desconcertante sobre una mujer en un estado de fragilidad y su tiránico marido

Crítica: Méprises
Moanna Ferré y Fabrizio Rongione en Méprises

El Panorama Internacional del 40º Festival Internacional de Cine de El Cairo proyecta el segundo largo de ficción del belga Bernard DeclercqMéprises [+lee también:
tráiler
entrevista: Bernard Declercq
ficha de la película
]
, que se basa en la novela Côté Jardin, de Alain Monnier. El thriller emplea una narración muy fragmentaria para pintar el retrato de una mujer hermosa pero frágil, su marido celoso y opresor y una de las "mariposas" que ha tenido la mala suerte de caer rendido ante sus encantos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Françoise (la veterana actriz teatral gala Moanna Ferré) lleva atrapada en un matrimonio precario con el tranquilo y calculador doctor Lepage (el actor francés Pascal Greggory) durante tres años. Los celos y el rencor parecen ser habituales en la relación, pues Lepage hace que sigan a su esposa a todos lados. Él sabe bien que ella ha tenido una serie de aventuras, pero su último querido, Jacques (Fabrizio Rongione, colaborador habitual de los hermanos Dardenne), ha sido la gota que ha colmado el vaso. Lepage va a por él y se venga de una forma premeditada, siniestra y francamente diabólica. 

A medida que vamos saltando en el tiempo, pues la trama principal se desarrolla en unos pocos meses, la historia se transmite de un modo fragmentario, y el director (que también escribió el guion) va rellenando las lagunas que ha ido dejando. Las escenas se muestran desde diferentes perspectivas, y a veces, las secuencias se repiten ligeramente ampliadas, administrando con cuentagotas pequeñas dosis de información nueva. En cualquier caso, volvemos al mismo plano de la casa de la pareja una y otra vez a lo largo de la cinta, imagen que sirve de punto de anclaje de la historia.

Es posible que el hecho de que la película dure algo menos de hora y media, y que muchas escenas se repitan en ese breve tiempo, contribuya a que los personajes tengan poca profundidad, pues nunca llegamos a conocerlos realmente, y para nosotros siguen siendo fríos y distantes. Ferré brinda una interpretación decente; su sempiterna sonrisa irónica sugiere que sabe algo importante que nosotros no sabemos, y la actriz se esfuerza por insuflar vida en una mujer que parece segura y en control de la situación, pero que en realidad es vulnerable y muy dependiente de los demás para tener una sensación de estabilidad. Del otro lado, el talento de Rongione se desaprovecha, pues el actor pasa gran parte de la cinta en un estado en el que sus habilidades interpretativas no tienen la oportunidad de brillar. Además, algunos de los encuentros físicos entre los personajes tienden a lo impostado.

La dirección de fotografía de C. L. Zvonock es suntuosa y sorprendente; el color y la calidez del mundo exterior contrasta con los interiores estériles y blancos de la casa de la pareja y el hospital en el que Jacques está ingresado. Pero desafortunadamente, el film da, en conjunto, la impresión de situarse en el territorio del telefilm, con diálogos poco memorables y demasiados planos medios. No parece haber demasiadas revelaciones contenidas en la información adicional que recibimos cuando se repiten partes de la historia, y aunque el montaje de Oscar Dupagne y el propio Declercq proporciona un buen ritmo, la trama simplemente no es lo bastante satisfactoria como para retener la atención. Como Jacques le dice a Françoise cuando están pescando, "Solo hay que esperar. Te dije que hacía falta paciencia".

Méprises es una producción belga de la compañía bruselense Survive Films y Les Films du Carré, afincada en Lieja. El estreno local estuvo a cargo de Athena Films el verano pasado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy