email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TURÍN 2018

Crítica: Ovunque proteggimi

por 

- Tras la aclamada Perfidia, Bonifacio Angius vuelve con una película conmovedora, protagonizada por una pareja de personajes excéntricos y magnéticos

Crítica: Ovunque proteggimi
Alessandro Gazale en Ovunque proteggimi

La primera película de Bonifacio Angius, Perfidia [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, fue seleccionada para la competición oficial del Festival de Locarno en 2014, donde recibió el premio del Jurado Joven, para luego continuar su viaje por numerosos festivales internacionales. Con su segundo largometraje, Ovunque proteggimi [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, presentado en la 36ª edición del Festival de Cine de Turín, el realizador de Sácer demuestra un talento visceral para contar historias sobre la vida en los márgenes de la sociedad. La película se centra en una improvisada pareja de fugitivos, un hombre y una mujer con problemas de salud mental, que se conocen por casualidad en la sala de un hospital. Ambos se encuentran en una encrucijada, por lo que deciden embarcarse juntos en un viaje por las soleadas carreteras de Cerdeña, en busca de una segunda oportunidad. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

En un primer momento, la idea de una disparatada road movie con personajes con diversidad funcional psíquica nos recuerda a títulos como Locas de alegría [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: Paolo Virzì
ficha del filme
]
, mientras que el insólito amor entre inadaptados, la obsesión y el deseo de redención recuerdan a Don't Forget Me [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, cinta ganadora de la última edición del Festival de Cine de Turín. Pero la película de Angius se las arregla para encontrar su propio ritmo, una mezcla de vitalidad y desesperación, de amargura e ironía, que genera un ambiente alegre y atractivo, mostrando un profundo respeto por sus personajes. Alessandro Gazale y Francesca Niedda logran dar vida a los protagonistas sin caer en los estereotipos, representando también sus contradicciones y caos interno.

Alessandro es un cantante de serie B de cincuenta años que aún vive con su madre, alcohólico y vestido de vaquero de los pies a la cabeza. Francesca es una joven madre con problemas de drogodependencia, a la que le han retirado la custodia de su hijo de cinco años, Antonio (interpretado por el adorable Antonio Angius, hijo del director). Su primera conversación en el hospital consigue que nos enamoremos de los personajes al instante, empatizando con ellos durante toda la película. Su espontaneidad y actitud infantil contrastan en algunos momentos con espantosos arrebatos de ira, acciones impulsivas que llegan a cambiar por completo el rumbo de la historia. Francesca está decidida a recoger a su hijo del orfanato y marcharse con él a Barcelona, y Alessandro decide ayudarla. “Es lo único sensato que puedo hacer con mi vida”. 

Angius describe la película como "una cinta anárquica que pretende cuestionar las normas”, especificando que su interés no reside en los problemas mentales, sino en “la reacción de los seres humanos ante sus propias experiencias”. Se trata de una película de personajes, “el tipo de película que hizo que me enamorase del cine cuando era un adolescente, llena de soledad, venganza, pérdidas, amor, locura, melodrama y una poderosa banda sonora como elementos principales”. Todo esto es lo que propone el director de Cerdeña con su segundo largometraje, inspirado por clásicos americanos de los años 70 como Rocky o Alguien voló sobre el nido del cuco.

Ovunque proteggimi es el ejemplo perfecto de un cine popular, profundo y arriesgado, capaz de conectar con todo tipo de públicos.

La película ha sido producida por Andrea Paris y Matteo Rovere para Ascent Film, que también se encarga de la distribución de la cinta, con la colaboración de RAI Cinema. Fandango Sales es la responsable de las ventas internacionales.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.