email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2018 Rebels With a Cause

Crítica: Letters to Paul Morrissey

por 

- Armand Rovira dirige un extraño y divertido homenaje al cineasta homónimo, que resulta ser una inesperada delicia

Crítica: Letters to Paul Morrissey

Presentada en la sección Rebels With a Cause del Festival Black Nights de Tallin, tras su estreno local en el Festival de Cine Europeo de Sevilla, la última propuesta de Armand Rovira es una auténtica delicia. Letters to Paul Morrissey [+lee también:
tráiler
entrevista: Armand Rovira
ficha del filme
]
(nada que ver con Letters to Morrissey, de Gary McNair, aunque está bien que el libro también reciba algo de atención) recuerda a los experimentos de Guy Maddin con imagenes de archivo, así como a su extraño sentido del humor. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La cinta se divide en cinco cartas, todas dirigidas al director de culto Paul Morrissey, conocido principalmente por su colaboración con Andy Warhol y por títulos como Trash, que muchos realizadores citan como una importante fuente de inspiración. La cinta de Rovira presenta a diferentes personajes, en su mayoría exagerados, hablando abiertamente acerca de sus sentimientos, reflexiones y nuevas experiencias. Es casi como escuchar conversación íntimas en un bar lleno de intelectuales y marginados, como un zumbido lento y silencioso que nos tranquiliza y nos entretiene a partes iguales. 

Rodada en 16mm por Eduardo Biurrun, la película presenta un variado grupo de personajes, a veces optimistas, a veces resignados, y otras simplemente en busca de algo. Las historias van desde un Udo Strauss (Xavi Sáez) preguntándose si realmente Dios puede sufrir en los fragmentos más bergmanescos, hasta la superestrella de Warhol, Joe Dallesandro, declarando de manera casual que "nunca lamentará su experiencia con las drogas". El hecho de que una idea que podría haberse convertido fácilmente en algo agotador nunca llegue a perder impulso se debe principalmente a la visión y cuidado por el detalle que muestran Rovira y Saida Benzal (esta última responsable de dirigir una de las cartas), así como a una gran cantidad de restricciones cinematográficas. Si bien es cierto que anima la locura, el realizador también sabe exactamente cuándo lanzar un juego de palabras sin arruinar una broma elaborada. 

Parece extraño describir una película de este tipo como “divertida”, pero lo cierto es que lo es. La cinta alterna cuestiones filosóficas con cariñosos recuerdos sobre Chelsea Girls, el mayor éxito de Warhol y Morrissey, así como discusiones sobre la importancia del lápiz de ojos e incluso un tiburón, atrapado en un acuario y guardando los secretos de sus visitantes. Con la música de Françoise Hardy de fondo, e imágenes en bucle de Gloria Swanson en El crepúsculo de los dioses, esta podría convertirse en una de las películas en blanco y negro favoritas de la crítica este año, junto con Cold War [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: Pawel Pawlikowski
ficha del filme
]
de Paweł Pawlikowski, aunque algo más desenfadada. 

“Nunca quise ser alguien especial, tan solo hacer películas”, según afirmó Morrissey en cierta ocasión. Aún así, tal y como demuestra esta pequeña gema, su trabajo ha trascendido, inspirando a muchos otros a hacer películas.

Dirigida y editada por Armand Rovira, Letters to Paul Morrissey es una producción española de Mintxo Diaz, Jorge Vidal, Yayo Herrero y el propio Rovira para Dynamite Films y From Outer Space.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.