email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TRIESTE 2019

Crítica: Gli Indocili

por 

- La joven videoartista Ana Shametaj filma a un grupo de actores en una residencia en medio del bosques mientras ensayan para una obra del Teatro Valdoca

Crítica: Gli Indocili

Un grupo de 12 actores pasa tres meses ensayando, estudiando y viviendo juntos en un teatro en medio del bosque en los Apeninos romañolos. La joven videoartista Ana Shametaj, originaria de Trieste y Albania, filma alos actores para documentar su experiencia en Gli Indocili [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que compite por el Premio Corso Salani en el Festival de Trieste.

Entre los jóvenes actores, figura Ondina Quadri, estrella de Arianna [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Carlo Lavagna
ficha del filme
]
, el primer largo de Carlo Lavagna, que se presentó en el 72º Festival de Venecia y valió a la actriz un Globo de Oro por su interpretación en 2016. Los ensayos son para una obra llamada Giuramenti (literalmente, "Juramentos") en el Teatro Valdoca di Cesena, una compañía teatral histórica fundada a principios de los 80 por Cesare Ronconi, director, y Mariangela Gualtieri, poeta y dramaturga; ambos siguen encabezando la compañía. El documental muestra a los actores ensayando en el Teatro Dimora di Mondaino, en la provincia de Rimini, región de Emilia-Romaña. El reparto llega para participar en ensayos físicos y artísticos, marchas por el bosque, compras en el pueblo, sesiones de cocina y comidas en grupo, sesiones de peluquería, de lectura, así como momentos de duda y abandono, todo ello mientras mantienen el control y superan algunos obstáculos relacionales en este espacio cerrado en el que circula tanta energía. El propio Ronconi expresa su incertidumbre ante la cámara de Shametaj cuando aborda problemas con el vecindario: hay personas que se cuelan en el campamento. El director da a los actores consejos útiles para la vida en general, más allá del aspecto artístico: "Nunca seáis demasiado explícitos en vuestras relaciones. El deseo es una cosa muy profunda, interior y misteriosa. Es lo que hace que todo se mueva. Tenéis que crear algo secreto, no evidente". 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Los diálogos de la obra se escriben durante los ensayos. Mariangela Gualtieri escribe para los actores, tomando en cuenta sus rasgos individuales. Ella lee al grupo poemas de Pavese, invitándoles a improvisar, gritar palabras o modular a coro. Y el coro parece ser un elemento esencial de la obra, en torno al cual se articulan los "juramentos" solemnes. El documental describe la creación de una obra, pero también atestigua el trabajo radical de Cesare Ronconi y Mariangela Gualtieri; ambos se han formado en la poesía teatral de Tadeusz Kantor en Cracovia, el Workshop Theatre de Jerzy Grotowski, la experiencia americana de Peter Shumann, Bread and Puppet, los experimentos de Bob Wilson, Richard Foreman, el Squat Theatre y el prestigioso italiano Carmelo Bene. Los actores a los que enseña Ronconi se mueven como un cuerpo danzante con una voz poética, un cuerpo con un sentido de la animalidad y lo épico, en un ritual que rechaza la necesidad de narración.  

Ana Shametaj filmó horas y horas de metraje para el proyecto, con Greta De Lazzaris a cargo de la fotografía. Su intención era traducir el teatro al cine y crear una narración fluida, gracias a la excelente contribución del montador Jacopo Quadri (que colaboró recientemente con Mario Martone en Capri - Revolution [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Mario Martone
ficha del filme
]
y con Paolo Virzì en Noches mágicas [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
). Quadri participó en el proyecto como productor ejecutivo, así como montando la cinta junto con Nicolò Tettamanti. Gli Indocili es una producción de Ubulibri con el Teatro Valdoca, en colaboración con RAI Cinema.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.