email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2019 Competición World Cinema Documentary

Crítica: The Magic Life of V

por 

- El nuevo documental de Tonislav Hristov, que se proyecta en Sundance, brinda algunos momentos conmovedores, pero al igual que su protagonista, no logra encontrar su voz

Crítica: The Magic Life of V

En las primeras escenas de The Magic Life of V [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, film de Tonislav Hristov que se proyecta en la competición World Cinema Documentary del Festival de Sundance (24 de enero-3 de febrero), una chica finlandesa llamada Veera se tiñe el pelo de azul y habla sobre su "personaje", V. "Es muy habladora y al principio quiere ser amiga de todo el mundo", explica alegremente mientras se dirige a un castillo polaco que hace las veces de Hogwarts, donde ella espera adentrarse en el universo de Harry Potter. "Siempre está contenta". Huelga decir que la Veera real nunca lo está; o eso parece, pues ni ella misma se conoce bien.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

Aunque ya está suscitando interés por ofrecer un vistazo al mundo del rol en vivo (en el que los jugadores interpretan a personajes en lugares de la vida real), ya sea en la mencionada Escuela de Magia y Hechicería o en una tierra posapocalíptica repleta de mutantes, ambientaciones que entusiasman a Veera, The Magic Life of V trata en realidad sobre un tema más mundano: el alcoholismo. Mientras se sincera sobre su infancia, marcada por la adicción de su padre, a un amigo mago o un terapeuta, los granulados vídeos familiares van haciéndose más amenazadores y se revela una historia triste, en la que el paso del tiempo se indica solo a través de diferentes colores en el pelo y los cambios del acento. 

Es una historia que todos los participantes tratan de atenuar mientras pueden. "Recuerdo que su sentido del humor era extraño", dice la madre de Veera después de escuchar que su ex fingió degollarse delante de los niños. Si, como dicen algunos terapeutas, los hijos de alcohólicos suelen evadirse en sus fantasías, Veera se convierte en otras personas, al menos durante algunas horas o días, intentando afrontar sus problemas mientras está caracterizada e invoca demonios. Pero no es la única a la que le afecta el pasado, pues su hermano, que es discapacitado, se ha enfrentado a problemas similares y claramente no se siente cómodo hablando de ello ante la cámara. Desafortunadamente, este aspecto es el punto débil de la cinta: hay conversaciones demasiado largas que explican lo que ya sabe el espectador, y que recuerdan a las interacciones forzadas que aparecen en los reality shows.

Esta película es una obra madura y una mejora en comparación con la propuesta entretenida pero algo superficial de la anterior cinta de Hristov, Love & Engineering [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, pero no llega a ser tan memorable o, por qué no, mágica como se merece. "¿Qué tiene de particular la relación de Finlandia con el alcohol?", se pregunta un reportero de CNN, y aunque es difícil responder, seguramente habrá más películas sobre esta cuestión. Sin embargo, pocas podrán superar un breve momento en el que Veera por fin confronta a su padre. Lo que él le dice, que no tenemos ninguna intención de destripar aquí, brinda un momento absolutamente fulminante, desolador en su evidencia y banalidad. Es una pena que este momento llegue tan tarde. 

The Magic Life of V es una producción de Kaarle Aho y Kai Nordberg para Making Movies, en coproducción con Soul Food y Kirstine Barfod Films. Las ventas internacionales están a cargo de Cat&Docs.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.