email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS

Crítica: Il Primo Re

por 

- Matteo Rovere reconstruye la leyenda de Rómulo, Remo y la fundación de Roma en una coproducción de nueve millones de euros que llega a los cines italianos el 31 de enero

Crítica: Il Primo Re
Alessandro Borghi en Il Primo Re

Il Primo Re [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Matteo Rovere, que llega a los cines italianos el 31 de enero de la mano de 01 Distribution, es una cinta largamente esperada, tras cosechar éxito en un mercado de cine italiano algo sofocante. A Rovere se le conoce por su film de 2016 Veloz como el viento [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Matilda De Angelis
entrevista: Matteo Rovere
ficha del filme
]
, así como por su ambición de combinar el género con el trabajo de autor, proporcionando al espectador la mezcla exacta de acción y estilo en un intento de crear un modelo de cine alternativo: uno que esté basado en la construcción de planes financieros. Esta coproducción italobelga de 9 millones de euros (Groenlandia y GapBusters junto con RAI Cinema, en colaboración con Roman Citizen Entertainment) trata sobre la fundación de Roma y se centra en la relación de dos hermanos gemelos, Rómulo (Alessio Lapice) y Remo (Alessandro Borghi); según la leyenda, el primero de ellos fundó el imperio más grande de la historia. La película gira en torno a dos pastores humildes que se ven en dificultades cuando se desborda el río Tíber. Los espectadores percibirán de inmediato el lazo estrecho y protector que ata a los dos hermanos. Tomados prisioneros y destinados a ser sacrificados a la "diosa triple" junto a otros esclavos, Rómulo y Remo escapan, llevándose a la vestal Satnei (Tania Garribba), que custodia el fuego sagrado. Cruzando pantanos y bosques, en un viaje arquetípico creado por Christopher Vogler, el pequeño grupo avanza hacia la libertad, perseguido por soldados de Alba Longa, la poderosa ciudad del pueblo latino. Remo queda gravemente herido durante una emboscada, pero su hermano lucha contra hombres y dioses para salvarle, ignorando su destino.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Además de la escenografía del film, que supone un ejercicio de reconstrucción histórica (la cinta está ambientada en el 800 a. C.) a partir de fuentes históricas, el director y el equipo de producción han ejecutado una operación filológica, muy similar al logrado intento en este sentido de Mel Gibson en La pasión de Cristo —que está en arameo, hebreo y latín— y Apocalypto, que está en lengua maya yucateca. El reparto de Il Primo Re habla un idioma protoitálico, reconstruido por un grupo de semiólogos gracias a epígrafes, tumbas y objetos contemporáneos a la época en la que se cree que vivieron Rómulo y Remo. Una decisión interesante y valiente que se pondrá a prueba en las salas, pero que no parece comprometer la narración y proporciona una experiencia inmersiva. Las escenas de acción son muy elaboradas, y las escenas de lucha en particular son crudas, bestiales, y recuerdan en algunos aspectos a Vikings, Juego de tronos o incluso Valhalla Rising [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Nicolas Winding Refn
ficha del filme
]
.

Pero lo más interesante del guion es que dota a Remo de cuerpo e identidad, pues él siempre ha sido considerado por la historia (o más bien, la leyenda) como un fracaso. No es casual que el rol haya sido confiado a Alessandro Borghi, un actor con una trayectoria prometedora en los últimos años: ganador del Premio European Shooting Star en la Berlinale 2017, excelente protagonista de Non essere cattivo [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, Suburra [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Stefano Sollima
ficha del filme
]
En mi propia piel [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
. De hecho, Remo es el verdadero protagonista de la película. Y en este juego dúplice, demuestra ser desde el primer momento el gemelo más carismático y fuerte. Poco a poco, se convence a sí mismo de que es el elegido y tiene derecho a ser rey, encarnando el clásico pecado del orgullo. Su reto a los dioses, en una sociedad en la que todo lo que hacen los seres humanos se somete al juicio divino, le hace muy "moderno", para bien o para mal. Pero "un dios que puede comprenderse no es ningún dios", como leemos en la película —citando a William Somerset Maugham—, y Remo pagará por su arrogancia. Los sentimientos religiosos de Rémulo y su comprensión de los débiles le harán triunfar de forma inevitable, siguiendo el relato de varias fuentes históricas. Además, la palabra "asilo", de la que hoy se habla mucho, tiene su origen en la leyenda de Rómulo, que fundó una nueva ciudad que garantizaba refugio y protección para todos.

La compañía francesa Indie Sales se encarga de las ventas internacionales.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.