email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2019 Competición World Cinema Documentary

Crítica: Cold Case Hammarskjöld

por 

- El provocador documentarista danés Mads Brügger vuelve con el que puede ser su trabajo más intrigante y cinematográficamente interesante hasta la fecha

Crítica: Cold Case Hammarskjöld

Mads Brügger presenta la incendiaria y sensacionalista Cold Case Hammarskjöld [+lee también:
tráiler
entrevista: Mads Brügger
entrevista: Mads Brügger
ficha del filme
]
, una de las películas más exitosas de la presente edición del Festival de Cine de Sundance. También se proyecta esta semana en el Festival de Cine de Göteborg, antes de inaugurar el de Dinamarca. Esta provocadora investigación sobre la muerte de Secretario General de las Naciones Unidas, el sueco Dag Hammarskjöld, ocurrida en 1961, podría acrecentar la reputación de Brügger como maestro moderno del documental.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En los primeros minutos, Brügger nos arroja a un espacio cinematográfico desconcertante: se intercalan escenas del director dictando el guión a dos secretarias congoleñas, con otras de él en Zambia preparándose para investigar el lugar del accidente aéreo de Hammarskjöld, combinadas con una entrevista realizada en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Junto a su coprotagonista, un “investigador privado” sueco llamado Göran Björkdahl, repasa con interés las actitudes paternalistas de Occidente hacia el continente africano. La escena incómoda de dos hombres blancos, con viejos salacots, repartiendo experiencia en tierras lejanas no pasa desapercibida. Pero a medida que avanza esta interesante historia, nos damos cuenta de que Brügger tiene que adaptarse al tono satírico de sus teorías conspiratorias para poder comprenderlas y utilizarlas. Las rescata de las sombras con la misma maldad que a sus métodos de investigación.  

Hammarskjöld, lejos de ser un “aburrido tecnócrata sueco” (como lo define Brügger en la voz en off), era en realidad una figura bastante progresista para su época. Quería impedir que países occidentales como Gran Bretaña o Francia reinstaurasen su influencia en África, después de la independencia de sus colonias. Hammarskjöld volaba desde la antigua República del Congo para intentar negociar un acuerdo de paz entre ese país y el estado escindido de Katanga (que fue visto como una maniobra encubierta para favorecer los intereses de una empresa minera belga). El avión se estrelló en el aterrizaje pero la muerte se consideró un extraño accidente. 

Björkdahl, hijo de otro oficial sueco de las Naciones Unidas, descubrió algunas evidencias que señalaban la responsabilidad de Bélgica en el accidente, y se las entregó a Brügger para documentar su investigación. Pero la película se pone más interesante cuando sale a la luz un vídeo del cuerpo de justicia post-apartheid de Sudáfrica, que sugiere un intento de asesinato por parte del gobierno local. Se trata de la “Operación Celeste”, nueve páginas con instrucciones detalladas para asesinar a Hammarskjöld, en cuyo encabezado aparece el Instituto Sudafricano de Investigación Marítima (SAIMR).

SAIMR (pronunciado “sai-mar”) se convierte entonces en el “Rosebud” del documental de  Brügger, la llave maestra que abre todas las puertas de este misterio. Después de entrevistarse con antiguos miembros de SAIMR, que se mostraron confusos, los detectives hallaron algunas pruebas tan sorprendentes que los hallazgos del documental se convirtieron en noticia internacional este mes.

La presencia del SAIMR en la película hace pensar en las prácticas engañosas de la política actual. Aunque Cold Case Hammarskjöld reabre un suceso del pasado, nos recuerda prácticas recientes como el Grupo SCL (acusado de favorecer a Trump y al Brexit). La película de Brügger incorpora varios segmentos animados en blanco y negro para recordarnos que dirigir una película puede ser una forma de tomar consciencia. Y también es algo divertido, encantador y profundamente humano.

Cold Case Hammarskjöld es una coproducción entre Dinamarca, Noruega, Suecia y Bélgica. Ha sido producida por Peter Engel y Bjarte Mørner Tveit (ambos del Danish Film Institute), Andreas Rocksén (Laika Film & Television), Wingman Media ApS, Piraya Films Norway y Associate Directors. DR Sales gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.