email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

RÓTERDAM 2019 Signatures

Crítica: Love Me Not

por 

- La nueva película del catalán Lluís Miñarro, una adaptación de la historia bíblica de Salomé ambientada en el Irak ocupado por Estados Unidos, se ha presentado en la sección Signatures de Róterdam

Crítica: Love Me Not
Ingrid García-Jonsson en Love Me Not

El esperado segundo largometraje de Lluís Miñarro, Love Me Not [+lee también:
tráiler
entrevista: Lluís Miñarro
ficha del filme
]
, ha sido presentado en la sección Signatures del Festival de Cine de Róterdam. La nueva película de Miñarro es una adaptación de la tragedia bíblica de Oscar Wilde, Salomé, donde la princesa desea al profeta Juan Bautista y pide su cabeza cuando él la rechaza. La historia está ambientada en Irak, justo antes de la guerra Bush-Blair, y Juan Bautista-Jokanaán (interpretado por el director de Mimosas [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Oliver Laxe
ficha del filme
]
, Oliver Laxe) viste un uniforme naranja en la famosa cárcel de Abu Ghraib. Una leyenda en los créditos nos indica que la película está dedicada a Douglas Sirk.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Con esta introducción poco alentadora, el director catalán desarrolla una parábola antimilitarista en torno a varios diálogos surrealistas y referencias a la historia del arte visual, de De Chirico y Caravaggio a Luis Buñuel, el teatro del absurdo y el cine de género. Aquí vemos a la hija de Herodes, o Coronel Antipas en esta película (Francesc Orella), cuyo deseoso cuerpo es interpretado por Ingrid García-Jonsson; que ocupa cada pulgada de la pantalla. Una princesa lasciva y caprichosa que se mueve entre soldados con las teorías contrastadas del cine, la guerra y el sexo, en una atmósfera de preguerra que adquiere la forma de un bar de deportes homoerótico.

Pero, ¿cómo definir mejor este objeto no identificado que observamos desde la cámara de Lluís Miñarro? Un desierto los Tártaros posmoderno, sumergido en la iconografía de principios del 2000, una versión perversa del Efecto 2000, la épica batalla entre sexo y alma, guerra y paz, bien y mal. “Y aún sigue siendo confuso”, dice el profeta Jokanaán, “el bien y el mal, el cielo y el infierno, la libertad y la prisión”, y Miñarro se divierte inventado una fantasía estilística nunca vista en la pantalla, transformada en una orgía visual emocionante y sorprendente. El absurdo mito de la guerra con Estados Unidos se expone con burlas constantes entre camaradas. Soldados mexicanos defienden la democracia (¡sacrilegio!), y la civilización de exportación ya ha expirado.

En la película también participa Lola Dueñas (que interpreta a la madre de Salomé tras el éxito de Zama [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Lucrecia Martel
ficha del filme
]
) y la mejor escena de la película es un sueño en el que ella se convierte en una loba (asumimos que es una hembra, dado el contexto) que alimenta a unos soldados ansiosos. Miñarro no está familiarizado con la palabra tabú, algo que es de agradecer en una época en que la justicia se ha vuelto puritana y la corrección política se ha convertido en autocensura. El problema es la violencia sexual, no el sexo.

En resumen, una película excéntrica y liberadora que nos anima a condenar a Salomé por su bárbara petición de la cabeza del profeta; una ofrenda que es, al mismo tiempo, una alegoría del castigo y un castigo en sí mismo. El hombre que creía ser el profeta para rechazar a Ingrid-García Jonsson es un misterio que no podría explicarse ni con todo el tiempo del mundo.

Love Me Not ha sido producida por Lluís Miñarro para Lluís Miñarro Producciones y Julio Chavezmontes para Piano (México), en colaboración con Generalitat de Catalunya, Televisió de Catalunya y el fondo mexicano Eficine. Reel Suspects gestiona los derechos internacionales.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.