email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLÍN 2019 Generation 14plus

Crítica: By the Name of Tania

por 

- BERLÍN 2019: Mary Jimenez y Bénédicte Liénard proponen un documental híbrido sobre una temática arriesgada

Crítica: By the Name of Tania

“Ya no es mi cuerpo. Ya no soy yo”. Con estas palabras, pronunciadas por una voz en off, empieza By the Name of Tania [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, la tercera película del dúo formado por Mary Jimenez y Bénédicte Liénard que se ha estrenado en la sección Generation 14plus de la Berlinale. Son las palabras de Tania, una joven peruana en busca de un futuro mejor. Para escapar de las escasas posibilidades que le ofrece su pequeño pueblo, se ve obligada a prostituirse en la región de minas de oro de Perú, antes de ser secuestrada y violentada.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Seguimos su odisea de la selva a la región minera, de la casa donde falleció su abuela hasta los bares donde es explotada sexualmente. Su odisea, contada en primera persona, también relata el destino común de otras Tanias, sacrificadas en el altar de la barbarie y de la apatía de esta región de Perú donde el hombre es un lobo para el hombre y para la naturaleza.

By the name of Tania es una película híbrida, que mezcla documental y ficción realista. Se basa en testimonios reales recopilados por las directoras mientras grababan, en Perú, una de sus películas anteriores, Sobre las brasas, que describe el sacrificio de una generación. Ellas ponen cara y voz a Tania, personaje híbrido en sí mismo, criatura de cine heterogéneo y simbólico, que representa las múltiples facetas de estos destinos trágicos. Mientras la voz en off sintetiza los testimonios, las acciones son recreadas por actores y actrices amateurs.

La voz de Tania es el hilo conductor del relato, que también representa a otras cuyo nombre y cara se han olvidado, y sirve de enlace entre las escenas introspectivas, los planos de la cara de Tania, las escenas colectivas que describen su destino en un contexto y en una comunidad más amplios y las escenas más impactantes, donde Tania declara en una comisaría su calvario, compartido por tantas otras.

Mientras Tania habla, la cámara nos muestra paisajes de la Amazonia, chabolas flotantes y selvas que contrastan con el carácter sombrío de la historia, la pobreza y el testimonio sobrecogedor de la joven. 

En Sobre las brasas, las directoras analizaban la vida cotidiana de una familia que luchaba por sobrevivir trabajando en una mina de carbón. En el largometraje de ficción Le Chant des hommes [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, querían rehumanizar la figura del migrante. Esta vez, se interesan en las almas perdidas de la fiebre del oro en Perú para proponer un cine de supervivencia, dedicado a los supervivientes, que subraya la forma en que el instinto de supervivencia y la voluntad de vivir permiten resistir la barbarie. Su objetivo final es restaurar la dignidad de personas/personajes despojadas/os de su identidad por la violencia de los hombres. 

By the Name of Tania ha sido producida por Hanne Phlypo para Clin d’Oeil Films (Bélgica), en coproducción con Dérives (Bélgica) y BALDR (Países Bajos). Pluto Film gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.