email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLÍN 2019 Panorama

Crítica: O Beautiful Night

por 

- BERLÍN 2019: El joven director alemán afincado en Berlín ha creado un viaje profundamente romántico a través de la noche, que evoca una llamativa pintura barroca

Crítica: O Beautiful Night
Marko Mandić y Noah Saavedra en O Beautiful Night

Xaver Böhm ha estrenado su primer largometraje, O Beautiful Night [+lee también:
tráiler
entrevista: Xaver Böhm
ficha del filme
]
, en la sección Panorama de la 69ª edición de la Berlinale, un sorprendente drama psicológico que funciona por sí solo. La inspiración para la película viene directamente de la historia del arte, y la vemos a través de referencias en el uso de la luz y los colores y del gran parecido que guarda con algunas pinturas del siglo XVII. Las naturalezas muertas del barroco, con sus flores de intensos colores, se entrelazan en la historia y ayudan a estructurar la película en varios episodios. El director parece dispuesto a dejar que el espectador se sumerja en las imágenes para que, de este modo, se cumpla el efecto deseado; el significado simbólico que hay detrás es evidente y muy tentador: hay que exprimir la vida al máximo porque todo es temporal.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

O Beautiful Night arranca con una escena preciosa pero algo gore en la que un cuervo está picoteando el corazón de un hombre joven. El hombre sigue vivo y lo observa fascinado pero continuamente expectante por lo que pueda ocurrir a continuación. Juri (Noah Saavedra) tiene el presentimiento de que va a morir muy pronto, un dolor en el pecho que le provoca mareos y le inquieta, si bien los médicos han descartado cualquier posible causa natural para este malestar. Sin embargo, el verdadero motivo de su resentimiento escapa todo pensamiento racional. La película arrastra al público y a Juri en una surrealista montaña rusa de emociones que se adentra en el abismo de la noche y en sus extraños moradores.

Enfrente de una de las máquinas tragaperras de una casa de apuestas, Juri conoce a un hombre de negro (Marko Mandić) muy seguro de sí mismo, que se hace llamar Mister Death (señor de la muerte) y le dice que ha venido a por él. La noticia pilla a Juri totalmente por sorpresa y, sin poder creérselo, decide finalmente de mala gana seguir al desconocido, después de que este le prometa unas últimas horas de vida inolvidables. En su recorrido, conocen a una curandera coreana especialista en drogas y a una misteriosa actriz de peep shows (Vanessa Laibl), que acaba acompañando al dúo y que también parece una especie de alma en pena, que encuentra consuelo en las drogas y que siempre se encuentra en el límite entre la vida y la muerte. 

O Beautiful Night constituye una melancólica obra de arte que deja sin aliento. Su sugestiva banda sonora encaja perfectamente con las sombrías imágenes de la película, que en ocasiones aparecen iluminadas por el reflejo de las ventanas y de la lluvia. Podría describirse incluso como una simbólica ópera-punk con un concepto visual extraordinario. Es como si los protagonistas realizaran una especie de danza de supervivencia y empujaran los límites de la existencia humana para intentar vencer a la propia muerte, una misión en la que el alcohol y las drogas, aparentemente, pueden resultarles de gran ayuda. 

A pesar de su interpretación excesivamente simplista sobre lo que hace que la vida sea valiosa (como, por ejemplo, varios tipos de excesos), el guion resulta convincente, principalmente gracias a sus acertados e inteligentes diálogos. En particular, las interpretaciones de los dos actores masculinos son excelentes. Böhm retrata a la Muerte como un cínico hombre de mediana edad con un carismático acento de Europa del Este. Al ser la mismísima Muerte, es capaz de hablar y entender todos los idiomas del mundo, y, aunque lo tiene todo planeado, aún muestra cierta compasión por los humanos. Al final resulta difícil no encariñarse con este personaje. 

Böhm ha creado en O Beautiful Night una fábula romántica en la que el amor puede con todo, y en la que trata temas como la reencarnación, la inmortalidad del alma, las influencias de Byron y lo que se conoce como Weltschmerz. El resultado es una película de gran intensidad envuelta en un formato fresco y atrevido. 

O Beautiful Night está producida por Komplizen Film y The Match Factory gestiona actualmente las ventas internacionales.

(Traducción del inglés por Inés Seller)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.