email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLÍN 2019 Fuera de competición

Crítica: L'Adieu à la nuit

por 

- BERLÍN 2019: André Téchiné propone una película que nos sitúa en la misma situación de desamparo que el personaje de Catherine Deneuve frente a los jóvenes que deciden partir a Siria

Crítica: L'Adieu à la nuit
Catherine Deneuve y Kacey Mottet Klein en L'Adieu à la nuit

La nueva película de André Téchiné, L'Adieu à la nuit [+lee también:
tráiler
entrevista: André Téchiné
ficha del filme
]
, proyectada fuera de competición en la 69ª edición del Festival de Berlín, empieza con la imagen de un campo soleado que pronto se convierte en un eclipse de sol. Al igual que este inicio, la película enfrenta dos universos opuestos. El que descubrimos al principio, radiante y lleno de vida, es el centro ecuestre que regentan Muriel (Catherine Deneuve) y su socio Youssef. Muriel está muy contenta el primer día de primavera de 2015 porque su nieto, Alex (Kacey Mottet Klein, que ya participó en la película presentada por Téchiné en Berlín en 2016, Cuando tienes 17 años [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: André Téchiné
ficha del filme
]
), pasará a verla antes de irse a Canadá. Pero lo que ella no sabe es que su mundo sencillo de trabajo y vida cerca de la naturaleza y de los animales, en el seno de una comunidad unida que se conoce desde hace mucho tiempo, se tambaleará con la llegada de su nieto. Su mundo se convertirá en una realidad (o irrealidad) desconocida, sombría e inimaginable.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Pronto, nos damos cuenta de que hay una cosa que no cuadra —la novia de Alex, Lila (Oulaya Amamra), parece un poco impaciente;  y cuando se reencuentran, él no la abraza…— y la película no tarda en desvelar de qué se trata: Alex y Lila se preparan para viajar a Siria y combatir junto a los yihadistas, como muchos niños perdidos. 

La idea es impensable para Muriel, que se siente desamparada y desconcertada cuando descubre la “elección” de los jóvenes. Es incomprensible porque no tiene sentido y el nivel de intoxicación de la pareja queda demostrado en varias escenas (el yihadista que, al principio de una reunión, anuncia que hay “queso, miel y videojuegos”, o el razonamiento débil que convierte de repente a la adorable abuela en una “infiel” que nos puede destruir). Definitivamente, estamos en un sinsentido. La inflexibilidad de los aspirantes a yihadistas contrasta con las contradicciones y matices de su humanidad: la satisfacción de ser “un buen chico” en Siria desmiente la gravedad de la elección de viajar allí; hacer de la muerte su destino es irreconciliable con la emoción en la mirada de Lila cuando dice que quiere tener muchos hijos, así como lo es la dulzura de ambos con la violencia impactante de sus juicios.

La decisión de viajar a Siria ya no cuadra con el idealismo romántico que se ha contemplado como posible “explicación”, al igual que la complicada relación de Alex con la masculinidad y, de hecho, con la construcción de su propia identidad; pero ni siquiera el testimonio de Fouad hace que se arrepienta, reconfortante por momentos porque es una historia cercana, contenida en un pasado olvidado desde entonces, que no hace más que acentuar el sentimiento de impotencia que compartimos con Muriel (acompañada por una cámara afectuosa, móvil, inquieta e inquisitiva), ya que conectamos con las reacciones de esta mujer que ha crecido en un universo multicultural y abierto. Y si no se está igual de roto que ella con todo lo que se ve en internet y en las redes sociales, no se teme igual por sus efectos perversos, difusos e incomprensibles.

Así, esta película nos deja en la duda sobre el pasado y el futuro de estos jóvenes; y no proporciona ninguna respuesta, aunque tampoco formula preguntas. Simplemente, presenciamos un eclipse, durante algunos días de primavera, que no se puede ver a simple vista, una extinción.  

L’Adieu à la nuit es una coproducción entre Francia y Alemania donde han intervenido Curiosa Films, Bellini Films, Arte France Cinéma, ZDF/Arte, Legato Films y Films Boutique. France Télévisions Distribution gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.