email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLÍN 2019 Competición

Crítica: Elisa y Marcela

por 

- BERLÍN 2019: El nuevo largo de Isabel Coixet narra la historia real del primer matrimonio homosexual de España

Crítica: Elisa y Marcela
Greta Fernández y Natalia de Molina en Elisa y Marcela

El Berlinale Palast acogió ayer el estreno mundial del nuevo film de Isabel Coixet, Elisa y Marcela [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que se proyecta en competición en la Berlinale 2019. La directora catalana tiene una larga relación con la muestra: su primer éxito internacional, Cosas que nunca te dije, fue seleccionado en la sección Panorama en 1996, y desde entonces, Coixet ha proyectado otras siete cintas en el festival. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El guion, escrito por la directora, se basa en hechos reales y gira en torno al primer matrimonio homosexual de España, que tuvo lugar en 1901. Tras un breve prólogo ambientado en Argentina, la película cuenta el primer día de Marcela y Elisa en el instituto. Los espectadores verán cómo la profunda amistad entre las dos jóvenes (interpretadas por Greta Fernández y Natalia de Molina) se convierte en una relación romántica. Su pasión es insaciable, y ni siquiera los suspicaces padres de Marcela, que acaban mandándola a un internado en Madrid, serán capaces de poner fin a la relación. Tres años más tarde, Elisa y Marcela vuelven a encontrarse y deciden irse a vivir juntas. Las dos trabajan como profesoras de primaria y se esfuerzan por mantener su relación en secreto de cara a la estricta comunidad local, profundamente católica. Elisa finge ser un hombre para casarse con Marcela; sin embargo, el truco es descubierto por las autoridades, y acaban teniendo problemas con la justicia. La pareja se ve obligada a mudarse a Portugal, y más tarde, a Argentina.

Filmada íntegramente en blanco y negro, la película es una historia de amor lírica entre dos mujeres que luchan contra viento y marea. Las interpretaciones de Fernández y de Molina son impresionantes, y sus miradas y pausas plasman poderosamente los sentimientos de las dos protagonistas y la intimidad que existe entre ellas. Cabe destacar también la banda sonora de Sofía Oriana: las pocas canciones que suenan durante la cinta están perfectamente elegidas, y potencian esta historia de amor prohibido. Además, durante los créditos de cierre, el cantante portugués Salvador Sobral canta "Nem Eu", una delicada melodía de los 50, que acompañan imágenes actuales de matrimonios homosexuales.

No obstante, la película podría haberse beneficiado de un trabajo más profundo en el guion; en algunas partes, hay una grave falta de tensión, y los diálogos pueden ser bastante aburridos. Da la impresión de que la historia podría haberse condensado, quizás haciéndola 20 o 30 minutos más corta que los 113 minutos de metraje. Además, algunas de las escenas de amor son demasiado largas y un poco exageradas, en particular una en la que la pareja se toquetea con intensidad, sirviéndose de un pulpo. Esta escena es sencillamente extraña, y no añade nada al desarrollo de la historia. 

Finalmente, durante la segunda mitad de la película, nos damos cuenta de que hay imágenes de archivo que se intercalan con las escenas de imagen real. Con ello, la directora probablemente quería dar una impresión retro, pero la ejecución no funciona, y estas imágenes parecen fuera de lugar. 

En conjunto, Elisa y Marcela es una cinta con mucho potencial que se apoya principalmente en las grandes interpretaciones de sus dos protagonistas; sin embargo, sus decisiones en términos de puesta en escena y guion podrían haber sido más cuidadas e inteligibles.

Elisa y Marcela es una producción de Joaquín Padró y Mar Targarona para Rodar y Rodar, de José Carmona para La Nube Películas y de Zaza Ceballos para Legal Zenit TV. Las ventas internacionales están a cargo de la agencia barcelonesa Film Factory.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.