email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLÍN 2019 Forum

Crítica: Heimat Is a Space in Time

por 

- BERLÍN 2019: El último documental de Thomas Heise compila magistralmente material muy variado para explorar cómo la vida y la historia se relacionan entre sí

Crítica: Heimat Is a Space in Time

Una redacción del colegio sobre la guerra, imágenes de una autovía destrozada, cartas de amor leídas en voz alta, campos de trabajo, dibujos y fotografías de niños… podemos encontrar todo eso en la última película del director alemán Thomas Heise, un collage de documentos procedentes de los archivos personales del director, y de secuencias en blanco y negro de paisajes y algunos lugares que se mencionan. El nuevo documental de Heise, Heimat Is a Space in Time [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, se estrenó mundialmente en la sección Forum de la 69ª edición del Festival International de Cine de Berlín, y reúne la historia de tres generaciones de la familia del cineasta, una historia que refleja más de 100 años de historia de Alemania. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Heimat recurre a fotografías, cartas y fragmentos de diarios (leídos en voz en off por el propio Heise) para explorar cómo las biografías y las historias se relacionan entre sí. Los documentos personales nunca se comentan directamente en voz en off, sino que se muestran en pantalla en orden cronológico. A pesar de esta acumulación de información, se puede adivinar el contexto a través del orden en el que se exponen los materiales y la evasión a algunos de los lugares que se mencionan. El público siente la necesidad de colmar las lagunas de la historia y de cuestionar los misterios sin resolver, imaginar cómo continúan las historias de amor que se narran e identificar en las fotografías a los remitentes de las cartas. 

Las referencias a acontecimientos cuotidianos se intercalan de forma natural con datos sobre sucesos históricos importantes. Las cartas que se muestran en la película abarcan más de 100 años, desde la Primera Guerra Mundial a la vida en Alemania del Este, pasando por la época nazi y llegando casi a nuestros días. En las cartas se habla del primer amor, de separaciones, de deportaciones y de ver a los hijos crecer. Si atamos cabos descubrimos que Wilhelm, el abuelo de Heise, se casó con la escultora vienesa judía Edith Hirschhorn, que se reunió con su marido en Berlín. Los padres de ella se quedaron en Austria porque no querían abandonar el país, y fueron deportados en 1942. Wolfgang, el padre del director, estuvo en el campo de trabajo de Zerbst, su madre Rosemarie se crio en la asolada ciudad de Dresden, y el propio Thomas nació en Berlín Este. 

Heise relaciona, en cierto modo, los documentos de sus archivos personales con secuencias en blanco y negro de los lugares que se mencionan tal y como se ven actualmente. Vemos un andén de la estación de Ostkreuz en Berlín, el campo de trabajo de Zerbst y las escaleras de la estación de metro de Schönhauser Allee. Viena solo se ve desde la ventana de un tranvía en un viaje lluvioso. Sin embargo, Heimat… también muestra las sombras de los molinos de viento en los árboles, montones de tierra y ramas (quizá una representación visual del intento de Heise de comprender la historia partiendo de restos materiales), y todo tipo de caminos tortuosos: el asfalto destrozado de una autovía y vías de tren que se separan y se vuelven a encontrar, como las personas de las cartas que vemos y oímos en la película. Heimat Is a Space in Time es una película monumental, a juzgar por su estructura, variedad temática y duración (casi cuatro horas), que evita admirablemente presentar la historia como un relato completo, invitando al espectador a reflexionar sobre qué condujo de un acontecimiento a otro.

La película es una producción de la alemana Ma.ja.de. Filmproduktion y de la austriaca Navigator Film. Deckert Distribution se encarga de gestionar las ventas internacionales.

(Traducción del inglés por Inés Seller)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.