email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BELGRADE FEST 2019

Crítica: Love Cuts

por 

- El segundo largometraje de Kosta Djordjević narra un día fatídico en la vida de una adolescente de Belgrado

Crítica: Love Cuts
Kristina Jovanović y Mladen Sovilj en Love Cuts

La segunda película del director serbio Kosta Djordjević, Love Cuts [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, se ha estrenado en la sección serbia de la 47ª edición del Festival de Cine Internacional de Belgrado FEST. Esta historia urbana sigue a una carismática adolescente durante un fatídico día de verano. 

Cuando conocemos a Aja (Kristina Jovanović), una adolescente arrogante de Belgrado, está en una piscina al aire libre, mientras discute con su madre por teléfono y le dice que está en la biblioteca. Después de pedir algo de dinero a sus amigos en la piscina, se va a buscar a su novio (Mladen Sovilj) para desayunar. Llama a la puerta y al teléfono pero él no contesta, por lo que Aja rompe la endeble puerta y entra. Cuando Igor llega, se pelean y rompen su relación por enésima vez.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

De vuelta en su barrio, Aja se encuentra con un par de amigos holgazanes y con su mejor amiga, Maja (Djurdjina Radić), que no para de besarse con uno de los chicos. Cuando un grupo de vándalos empieza a increparlos, Aja defiende a Maja y acaba recibiendo un corte (es más culpa suya que del dueño del cuchillo). 

Ahora, Aja, con el cuerpo y el orgullo heridos, quiere que el líder de la banda de su barrio, (Marko Janketić), les dé una paliza. Pero después de un intercambio de mensajes con Igor, se siente más animada, cambia de opinión y paga a Ivke para que no lo haga. Pero en el barrio se corre la voz y el asunto se le va de las manos.

Love Cuts, compuesta por planos secuencia grabados con fluidez por Bojana Andrić (The Samurai in Autumn [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
), se sale del concepto de “un día en la vida de”. La película es tan rápida y dinámica como su heroína, a quien conocemos en profundidad y, aunque no nos caiga del todo bien, comprendemos su necesidad obsesiva de amor. Aja es el tipo de chica urbana a la que tienes que respetar pero que también actúa sin pensar debido a su pasión y a su actitud resuelta. Maja es parecida a ella pero más manipuladora y coqueta. Aunque han participado en algunos largometrajes y series de televisión, ambas actrices se dedican principalmente a la música, por lo que su rebeldía y energía positiva están muy presentes en la película.

Jovanović tiene un papel difícil, ya que se pasa toda la película con una herida en el costado hasta que una veterinaria, amiga de Maja, la cose. A pesar de cojear y de retorcerse de dolor, hace una interpretación muy buena, aunque a veces sobreactúa algunos estados psicológicos. Pero el carisma de la actriz eclipsa este problema y es un talento a tener en cuenta, ya que puede hacer una buena carrera en el cine.

La encantadora y maltrecha Belgrado es retratada de forma realista, y la atmósfera de un sofocante día de agosto está muy bien complementada por la música jazzística de Filip Mitrović

Love Cuts es una coproducción entre las compañías serbias Kinematografska Kuća y Platforma, y la croata Marinis Media. Soul Food Films, con sede en Belgrado, gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.