email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELICULAS / REVIEWS

Crítica: Momenti di trascurabile felicità

por 

- En esta película, Daniele Luchetti convierte dos relatos cortos de Francesco Piccolo en una comedia metafísica, entre el cielo y la tierra, que funciona bastante bien

Crítica: Momenti di trascurabile felicità
Pif y Renato Carpentieri en Momenti di trascurabile felicità

Sólo se puede amar u odiar a Pif, el actor, director y presentador Pierfrancesco Diliberto. Lo mismo ocurre con Paolo, el personaje que interpreta Diliberto en la nueva película de Daniele Luchetti, Momenti di trascurabile felicità [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
. Paolo es un hombre promedio, mediocre, que lucha con su pasado y descubre que son las pequeñas cosas las que definen nuestras vidas, quiénes somos y nuestras relaciones con los demás. El guión, una adaptación libre de dos relatos de Francesco Piccolo (el que da título a la película, publicado en 2010, y la secuela de Momenti di trascurabile felicità), ha sido escrito por el director/escritor y convierte dos colecciones de pensamientos cotidianos dispersos, de fragmentos paradójicos, en un argumento metafísico, similar a Il paradiso può attendere. El protagonista de esta historia muere en un accidente de tráfico pero un error administrativo en el más allá le concede 92 minutos de vida en la tierra, durante los cuales recuerda los momentos más importantes de su vida, pero que también parecían ser los menos significativos de su existencia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La voz inconfundible e incesante de Pif (el director premiado por The Mafia Only Kills in Summer [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Pierfrancesco Diliberto
ficha del filme
]
) nos acompaña desde la primera escena. Durante años, Paolo ha atravesado una intersección con su scooter mientras los semáforos estaban en rojo, pero un día calcula mal el tiempo y un coche lo atropella. En un paraíso que parece una oficina de correos abarrotada, un empleado interpretado por Renato Carpentieri le comunica que regresará a la tierra por unas horas. Esta fantástica escena, donde vemos a varias personas fallecidas que protestan, en camisón, contra la justicia divina (“Si tuviera que contarle a la gente lo que ocurre aquí… ¡Qué vergüenza!”) es divertida e intrigante. Lo que sigue es la prórroga de hora y media que Paolo debe aprovechar, y que empieza por volver a casa para encontrarse con su esposa Agata (la actriz y compositora Thony), que todavía no sabe lo que ha ocurrido. A continuación, se suceden unos flashbacks, algunos muy cortos y otros muy largos, así como varios episodios e imágenes de la vida cotidiana, en una especie de oleada de conciencia. A lo largo del relato, somos testigos de varias mentiras de Paolo, de normas rotas, vicios, indolencia, preguntas sin respuesta (¿Por qué el primer taxi nunca es realmente el primero? ¿Por qué en la gasolinera siempre te dicen que te muevas un poco justo cuando acabas de apagar el motor? ¿Por qué hay martillos mecánicos en cajas de cristal?) y de su incompetencia como padre.

Todo esto se resume en fragmentos insignificantes de su vida, sin un orden establecido, que quizás eran hilarantes en papel (para quienes leyeron los libros) pero que recreados en la pantalla hacen que mires el reloj y desees que los próximos 92 minutos de existencialismo pasen rápido. Luchetti ha dicho que la película es “un retrato cubista de un hombre promedio” —dirigió la película en un lapso de tiempo muy corto (no ha pasado ni un año desde el estreno de Io sono Tempesta [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
)— y que escribió el personaje de Paolo especialmente para Pif. Este último, que por primera vez protagoniza una película dirigida por otra persona, tiene un tono bastante particular y, como siempre, una voz alocada y nasal, que amarás u odiarás. Y el disfrute de la película dependerá completamente de ello.

Momenti di trascurabile felicità ha sido producida por Beppe Caschetto para IBC Movie con RAI Cinema. 01 Distribution estrenará la película en 350 cines italianos el 14 de marzo.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.