email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

MÁLAGA 2019

Crítica: Ojos Negros

por 

- Esta ópera prima colectiva, dirigida por dos jovencísimas cineastas, formadas en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, demuestra una madurez asombrosa y derrocha una sensibilidad sobresaliente

Crítica: Ojos Negros

Supongo que a los seleccionadores/programadores del 22º Festival de Málaga. Cine en español les asaltó una gran duda el día que visionaron Ojos Negros [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
: ¿en qué sección incluir semejante pequeña maravilla? Por un lado, se trata del trabajo fin de carrera de las veinteañeras Marta Lallana e Ivet Castelo; por otro, la sección Zonazine presume de descubrir nuevos talentos (por aquí pasó, por ejemplo, hace un año Yo la busco [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, de Sara Gutiérrez, alumna, como las directoras de este film, de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona), y quizás sería demasiado para unas sensibilidades tan jóvenes desfilar por la alfombra roja del teatro Cervantes, donde cada tarde tienen lugar las galas de la Sección Oficial. Pero méritos y virtudes no le faltan a esta película para ocupar la primera división pues, incluso, supera en calidad, madurez y riesgo a otros largometrajes que sí luchan por la Biznaga de Oro de este certamen. En cualquier caso, el cine español puede alegrarse del advenimiento de dos chicas cuya trayectoria habrá que seguir de cerca, así como a su protagonista, Julia Lallana, hermana de una de las firmantes de esta sentida crónica de la transición de la infancia a la adolescencia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Sí, este tema ha sido tratado mil veces en el cine, pero Ojos Negros lo hace con una humildad, sencillez y honestidad digna de elogio y aplauso. Su frescura, además, retrata con detalles y sin aspavientos innecesarios cómo son esos veranos que muchos niños españoles pasan en los pueblos de sus tíos y abuelos. Las conflictivas relaciones familiares, la primera amistad verdadera y los sinsabores vitales ineludibles, que certifican el fin de una etapa ingenua, son otros ingredientes de este argumento firmado por las dos directoras junto a sus compañeros de promoción Iván Alarcón y Sandra García: todos ellos han contado con el asesoramiento de profesores como Jonás Trueba, Mar Coll y Clara Roquet (coguionista de Los días que vendrán [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Carlos Marques-Marcet
ficha del filme
]
).

Con una banda sonora que ha captado perfectamente el sentimiento que transmiten las imágenes cercanas y naturalistas de Ojos Negros compuesta por Raül Refree (Entre dos aguas [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Isaki Lacuesta
ficha del filme
]
), el film se abre y cierra con sendos primeros planos del rostro de su magnética protagonista: entre ambos ha transcurrido algo más de una hora cinematográfica, pero a la vez todo un proceso de transformación en el personaje. Si en el primero, ella, dentro de una habitación, en actitud pasiva, escucha lo que sucede fuera de campo y esto le afecta emocionalmente, en la última escena la rodea la naturaleza, el viento y la libertad: tras lo vivido ese verano, su vida toma un nuevo rumbo. Ella ya no es la misma.

Cualquiera diría, disfrutando de este viaje emocional que es Ojos Negros (nombre de una población de la provincia de Teruel donde transcurre la acción: ahí pasaba los estíos la familia de una de las directoras), que sus autoras no sólo han visto varias veces films recientes como Verano 1993 [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Carla Simón
ficha del filme
]
, de Carla Simón, sino también clásicos ineludibles como El sur y El espíritu de la colmena, ambos rodados hace décadas por Víctor Erice. Con todas estas películas comparte anhelos Ojos Negros, pues capturan con precisión ese ambiente, entre cerrado y, a la vez, libre de los pueblos y sus viviendas, con sus oscuridades y sonidos, donde el tiempo parece detenerse y cada visitante se siente extraño pero, a la vez, aceptado.

Ojos negros es una producción de Nanouk Films, de cuya distribución se encarga Filmin, que ha participado también en la producción junto a la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.