email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CPH:DOX 2019

Crítica: The Rest

por 

- Ai Weiwei sigue explorando la crisis de los refugiados, o mejor dicho, la crisis de Europa, un continente aún incapaz y reticente a ayudar

Crítica: The Rest

Tras la buena acogida en 2017 de Human Flow [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, habría sorprendido bastante que el artista y superestrella chino Ai Weiwei hubiera considerado volver a abordar la crisis de refugiados tan pronto, y sin embargo, después de ver The Rest [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, en liza en la sección DOX:Award de CPH:DOX, en realidad es una decisión que tiene mucho sentido. Ahora está claramente mucho más cómodo con el tema, y profundiza más en él. Además, en una decisión bastante inesperada, dadas sus tendencias, ha decidido quitarse a sí mismo de la ecuación. Mientras que Human Flow se veía lastrado por su cansina omnipresencia, llegando en algunos casos a una flagrante vanidad, en esta ocasión, el director deja hablar a los otros. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Y los otros hablan mucho: The Rest podría llamarse Lamento, pues las personas lloran a sus seres queridos o hablan de los que acaban de enterrar. Aunque primero tienen que tener bastante suerte como para encontrar "un puñado de huesos". Las escenas en un cementerio improvisado que alberga a los fallecidos en el mar mientras intentaban huir (o más bien, a lo que queda de ellos) impactarán incluso a aquellos espectadores que estén anestesiados por las innumerables películas y noticias con las habituales imágenes de botes hinchables saltando por las olas y lanzando por el aire a sus pasajeros, que se envuelven en mantas isotérmicas muy coloridas, tanto que resulta casi de mal gusto. "Los que más mueren son sobre todo las mujeres y los niños", dice alguien; el cementerio cuenta con un rincón dedicado a los niños de menos de dos años. "Tristemente, esta es la situación".

Los intentos de Ai Weiwei de abordar la crisis no siempre han tenido éxito; basta con mencionar la polémica foto de un niño sirio ahogado, que recreó tumbándose en la playa en una pose similar. Pero es innegable que algunos momentos de su nuevo film son escalofriantes, pues pronto queda claro que la situación no solo no está mejorando, sino que además está poniéndose muchísimo peor, ya que la gente ya no trata de esconder su hostilidad hacia los recién llegados. "Esto es un resort de veraneo, y ya ni siquiera podemos comer pescado", se queja una lugareña, más enfadada por los cambios en su dieta que por la causa subyacente de estos, que es muy sencilla: hay demasiados cadáveres en el mar, y cada maldito día se acumulan más en el fondo.

Luego hay un hombre mayor y elegante que, al ver a un grupo de refugiados agotados, no puede evitar gritar: "¡Viva Mussolini!", como si volviera a ser 1925. Y quizás, hemos vuelto a esa época. Aunque Ai Weiwei hace todo lo posible para encontrar a los que sí ayudan a los refugiados, la terrible verdad es que no importa lo que estén haciendo, parece que no es suficiente. "¿Esto es Europa? Parece que es un país del Tercer Mundo", repiten los supervivientes, sorprendidos por la "calurosa bienvenida" que siempre reciben, y enviados a vivir entre las fronteras en lo que parece un purgatorio sin fecha de salida. Solo que lo que les espera al otro lado no es exactamente el cielo, sino, con frecuencia, el camino de vuelta al aeropuerto, con nada más que un billete de ida y la sonrisa de alivio de los que les despiden.

The Rest, dirigida y producida por Ai Weiwei, es una producción china y alemana de AWW Germany GmbH. El documental es una presentación de FART Foundation.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.