email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ONE WORLD PRAGUE 2019

Crítica: Another Chance

por 

- El nuevo documental de Eva Tomanová es una historia interesante y lograda sobre un estafador especializado en matrimonios y una mujer mayor, enamorada y embarazada de él

Crítica: Another Chance

El nuevo film de la periodista de investigación y documentalista checa Eva Tomanová (conocida por la cinta proyectada en el IDFA 2015 Always Together [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
), Another Chance [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, se llevó el premio especial del jurado en la competición checa del reciente Festival Internacional de Documentales One World de Praga, donde tuvo su estreno mundial.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Another Chance arranca con el momento en que el juez lee los cargos contra Mirek, un hombre de casi 30 años que ha estafado a un buen número de mujeres, obteniendo sumas cuantiosas de dinero fingiendo interés romántico. Mientras tanto, Monika, que tiene cerca de 40 años, un hijo joven y una hija adolescente, se hace una ecografía del que será su tercer hijo; el padre es Mirek.

Monika está muy enamorada de Mirek, y sus ojos se llenan de lágrimas cuando lee una de sus cartas de amor. Descubrimos que no desconoce del todo las fechorías de su novio cuando le visita en la cárcel y le pide que le prometa que dejará de mentir. Su reacción ligeramente molesta sugiere lo que el psicólogo judicial deduce antes de que se emita la sentencia de seis años y medio: Mirek es un egocéntrico manipulador con poca tolerancia a la frustración y necesidades emocionales infradesarrolladas.

Entonces, ¿qué motivo tiene Monika para pensar que a ella no le va a sacar el dinero? Entre las muchas razones está el hecho de que cuando descubrió que era seropositiva, y que no le había contagiado Mirek (que no tiene VIH), este le pidió que se casara con él.

Cuando se dicta la sentencia de Mirek, algo cambia en su relación; o más bien, en la perspectiva de Monika, que acaba de dar a luz a una niña sana. Atormentada por la incertidumbre de que Mirek esté encerrado tanto tiempo y las deudas que tendrá que pagar cuando salga de la cárcel, Monika va cayendo en una depresión. Sus cartas dejan de ser románticas y empiezan a expresar frustración y preocupación. Cuando ella le visita con su hija y él pide no constar como el padre (lo cual ya habían acordado por motivos financieros) y la amenaza con mandarle a sus abogados, ella deja de esperar con ganas su salida de la cárcel y empieza a esperarla con miedo.

Los dos fragmentos de una entrevista en la cárcel que Tomanová realizó con Mirek son claramente diferentes del resto de la película. Grabado a través de las barras de la celda, en la penumbra, y con la cabeza afeitada, Mirek revela una personalidad que coincide con la evaluación del psicólogo. Él desprecia a las mujeres a las que estafó, llamándolas "estúpidas", y bromea con que "todavía hay muchas opciones ahí fuera".

Tomanová elige un método narrativo sencillo, con los cambios físicos y psicológicos de Monika y el crecimiento de sus hijas como marcadores temporales. Esto hace que las dinámicas emocionales queden muy claras, casi como en una película de ficción bien estructurada, lo cual nos deja preguntándonos por el proceso de selección y montaje del material que acabó en la cinta. Pero estamos ante una historia con diversas capas en la que nada es blanco o negro: Monika también resulta ser rencorosa, egoísta y prejuiciosa. En resumidas cuentas, Another Chance es una película entretenida con una temática interesante y protagonistas que están lejos de ser carismáticos, pero que reciben un tratamiento justo, con personalidades complejas y una relación difícil.

Another Chance es una producción checa de la compañía afincada en Praga Endorfilm; los derechos internacionales están disponibles.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.