email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Semana de la Crítica

Crítica: Litigante

por 

- CANNES 2019: La cinta inaugural de la Semana de la Crítica, dirigida por Franco Lolli, cuenta la historia de una mujer que se enfrenta a un cúmulo de circunstancias difíciles

Crítica: Litigante
Carolina Sanín en Litigante

La película comienza con el zumbido de un aparato de resonancia magnética, y un cierto sentimiento de incertidumbre en cuanto a qué es lo que sucede y qué cabe esperar. El agobio del cuerpo dentro del tubo metálico es un motivo que acompañará, de forma sutil pero contundente, todo el relato que construye en su segundo largo, Litigante [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, cinta inaugural de la Semana de la Crítica de este año, el realizador colombiano Franco Lolli, pupilo de la sección de descubrimientos del Festival de Cannes. Si el cáncer de la paciente examinada en esta escena sirve de arco narrativo al film, esta señora mayor no es su personaje central, sino su hija Silvia (Carolina Sanín), que es madre soltera, hermana, jurista, mujer. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

Y si la escena siguiente —en la que la madre, Leticia (Leticia Gomes), se resiste con tozudez a las propuestas de tratamiento del oncólogo— representa probablemente uno de los peores momentos que podemos vivir, este no es más que uno de los problemas graves a los que Silvia tendrá que enfrentarse. Se le acumulan las situaciones críticas en todos los frentes: ella se encuentra, incluso, bajo investigación, a pesar de su honestidad, por las maniobras de su jefe en el departamento de Obras Públicas de Bogotá, un hombre corrupto hasta la médula que se aprovecha de ella hasta llegar a un punto crítico, y esto a pesar de su alto nivel de resistencia a todos los golpes de las circunstancias. Es verdad que la profesión de esta heroína tranquila es el litigio, la negociación (de ahí el título del film), algo que representa, en general, su manera de ser... No obstante, la negociación más difícil, desgarradora, incluso, aunque discreta, es la que lleva en silencio, sin cesar, dentro de sí misma, mientras que se acumulan problemas enormes que no tienen respuestas simples, pero a los que nunca tiene que enfrentarse completamente sola. 

En efecto, sin dejar de seguir su personaje muy de cerca, y de escrutar su rostro, que se esfuerza por mantener la calma, Lolli muestra siempre a Silvia en el centro de su mundo familiar (salvo cuando la arrastran, dos veces, a hacer cosas triviales, contra su voluntad), que ella siempre pone por delante, igual que decidió tener a su hijo sin pedirle nada al padre (que sin embargo no está lejos, y se preocupa por ella), con sus fricciones y obstinados desacuerdos, y sus molestias, pero también todo el amor que les desborda.

Así, entre las circunstancias extremadamente difíciles en las que envuelve a su personaje y la presencia tan fuerte de sus seres queridos, Franco Lolli trabaja en dos terrenos con una gran carga emocional, y lo hace capturando toda la complejidad con una delicadeza que hace que la cinta sea aún más conmovedora. La emotividad de la película le debe también en gran medida a las interpretaciones, impresionantes por su verosimilitud y sensibilidad, que el cineasta ha logrado obtener de sus actores no profesionales. Este realismo psicológico, que recuerda a Pialat y la humanidad profunda de cierto cine argentino, se apoya sobre un guion extremadamente bien construido (en cuya escritura Lolli ha contado con la ayuda de Marie Amachoukeli, codirectora de Mil noches, una boda [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Marie Amachoukeli, Claire …
ficha del filme
]
, galardonada con la Cámara de Oro y el Premio Un Certain Regard al conjunto del reparto en 2014, y de Virginie Legeay, que ya coescribió su primer film, Gente de bien [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, que también aborda con sensibilidad el tema de la familia), así como una puesta en escena firme, nunca forzada, que confirma las promesas de su primer largo, que se estrenó también en la Semana de la Crítica.

Litigante es una coproducción de SRAB Films y Les Films du Worso (Francia) con Evidencia Films (Colombia). La distribución en Francia estará a cargo de Ad Vitam. Kinology gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.