email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Fuera de competición

Crítica: Rocketman

por 

- CANNES 2019: El biopic de Elton John que propone Dexter Fletcher está falto de chispa, optando por la melancolía antes que por el glamur

Crítica: Rocketman
Taron Egerton en Rocketman

El director británico Dexter Fletcher fue el hombre que terminó de realizar el superéxito del año pasado Bohemian Rhapsody [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
tras la marcha de Bryan Singer, pero llegó demasiado tarde como para dejar su nombre en los créditos. El nombre de Fletcher aparece en el cartel en esta ocasión, en la que intenta rociar con ese mismo polvo de estrellas la historia vital de Elton John. La cinta resultante, Rocketman [+lee también:
tráiler
entrevista: Dexter Fletcher
ficha del filme
]
, se ha proyectado fuera de competición en el Festival de Cannes, y sorprende, pues opta por la melancolía antes que por el glamur.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En el papel de John, tenemos a Taron Egerton, que brindó una interpretación brillante en el biopic de Fletcher sobre el saltador de esquí Eddie el Águila [+lee también:
tráiler
making of
ficha del filme
]
. Es una interpretación a la que le falta algo de encanto, pues es un poco tosca. Pero en defensa de Egerton, puede que ello se deba a que conocemos al cantante en el punto más bajo de su vida, durante su estancia en una clínica de rehabilitación, con pinta de llevar un disfraz de superhéroe. Pero a pesar de todas las desgracias por las que ha pasado John, en la vida real siempre parece una persona carismática, siendo esta la razón por la que vendía tantos discos, y al principio, esta falta de encanto dificulta que empaticemos con él mientras emprendemos un viaje hacia su infancia para descubrir cómo llegó a tocar fondo.

Las primeras escenas muestran a John de niño y la ansiedad que siente cuando sus padres se separan. Esto afecta su confianza en sí mismo, sobre todo porque su padre pasa y su madre (Bryce Dallas Howard) solo se mete con él. Durante su adolescencia, vive un conflicto interno por su sexualidad, hasta el punto de que necesita que otro cantante diga lo que resulta evidente para todos. 

Entre todo este drama, hay grandes escenas musicales que resultan un poco planas, casi como si las hubiera hecho el director de Amanece en Edimburgo [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, y no el de Bohemian Rhapsody.Pero estas secuencias musicales van mejorando a medida que avanza el film, sobre todo las del concierto en el Royal Albert Hall, cuando la cámara va girando, mostrando cómo cambia Elton John en cada época. También hay una versión de "I'm Still Standing", ejecutada en la playa de Cannes.

El impulso narrativo de la película reside en el amor de John por John Reid, interpretado con maquiavélica mendacidad por Richard Madden. Reid fue el primer novio de John, así como su mánager durante 28 años, y es el villano de la película. Él mira por sí mismo antes que por los demás, y nunca da al cantante el amor que ansía desesperadamente. Pero cuando alguien muestra afecto por John, como su compositor, Bernie (Jamie Bell), él la rechaza. La cinta brilla más en su análisis de estas relaciones, pues se convierte en un estudio de personaje sobre lo poco que importan la fama y la fortuna cuando tu vida personal es un desastre. Resulta digno de alabanza que la película no rehuye la homosexulidad de John, y si peca de algo, es de no explicar bien su decisión de casarse con una mujer. 

En el apartado técnico, el vestuario es impresionante, y las localizaciones evocan recuerdos de pubs y tiendas de discos de épocas pasadas. John lleva casi en todo momento gafas descomunales. A esto se reduce el glamur cuando se pone en primer plano el tono melancólico de John rindiendo cuentas ante sí mismo.

Rocketman es una presentación de Paramount Pictures (Estados Unidos) de una producción de Marv Films (Reino Unido) y Rocket Pictures (Reino Unido), en colaboración con la estadounidense New Republic Pictures. Las ventas internacionales están a cargo de la agencia estadounidense Good Universe.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.