email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Competición

Crítica: A Hidden Life

por 

- CANNES 2019: El nuevo e impactante trabajo de Terrence Malick cuenta la historia del objetor de conciencia Franz Jägerstätter

Crítica: A Hidden Life
Valerie Pachner y August Diehl en A Hidden Life

Terrence Malick es el rey de lo etéreo, con historias que saltan atrás y adelante en el tiempo, en las que lo trascendente queda de manifiesto. ¿Quién puede olvidar los dinosaurios que aparecían en El árbol de la vida, ganadora de la Palma de Oro? Malick vuelve este año a la competición del Festival de Cannes, y A Hidden Life [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
 resulta casi revolucionaria (para sus estándares), pues está narrada en orden cronológico y tiene una trama concisa y clara.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Basada en hechos reales, A Hidden Life cuenta la historia del campesino austríaco Franz Jägerstätter, que se negó a jurar lealtad a Hitler y luchar con los nazis en la Segunda Guerra Mundial. El campesino habría permanecido en el anonimato, de no haber sido por la investigación de un estadounidense, Gordon Zahn, que descubrió y publicó las cartas que se enviaron Franz y mujer Fani tras el arresto de aquel por deserción.

La cinta se rodó en Europa, aunque resulta un poco irritante que el director haga hablar inglés a actores alemanes, en lugar de su lengua nativa, la que sus personajes habrían hablado. Pero la belleza y naturaleza poética de la historia y las imágenes no tardan en hacer que este fallo sea irrelevante, pues acabamos reflexionando en torno a cuestiones más existencialistas, como por qué estamos en la Tierra o el valor de la fe; además, nos preguntamos cómo habrá conseguido Malick interpretaciones tan excelentes por parte de sus actores principales, August Diehl (El joven Karl Marx [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
) y Valerie Pachner (The Ground Beneath My Feet [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Marie Kreutzer
ficha del filme
]
).

Creando una historia sencilla y manteniendo su linealidad, Malick permite que sus temas favoritos queden en primer plano: ¿cuál es la naturaleza de la relación entre un hombre y una mujer? ¿La espiritualidad se encuentra en la naturaleza? ¿Y cómo podemos encontrar fortaleza en la religión, especialmente en la Biblia? También hay muchos elementos en el apartado técnico que delatan al cineasta, como la poética narración en off que parece como si alguien nos leyera un libro, los trávelin oscilantes, los encuadres y, por supuesto, el ritmo lánguido.

Filmadas por el director de fotografía Jörg Widmer (que desempeña esta función para Malick por primera vez, tras operar la Steadicam en sus cinco anteriores trabajos), las colinas de la aldea de Sankt Radegund, en medio de los valles de Alta Austria, son hermosas. Abarcando el período que va de finales de los años 30 hasta 1943, Malick comienza con metraje de noticiarios sobre Hitler, recordándonos el caos que sucede no lejos de un enclave que aún está en calma.

Aunque la película se basa en cartas, quizás la parte más sólida sea la que habla del período anterior a la escritura de la primera carta, en la que Malick nos muestra la vida casi idílica de Franz, Fani y sus tres hijas. Después de que Franz se niegue a luchar o rendir pleitesía al Führer, se convierten en parias en el pueblo. Las tropas le acorralan y él mismo se mete de cabeza en una celda, acusado de traición.

Lo que da a Franz el poder de resistir, y a Fani, la capacidad de apoyarle, es la fe inquebrantable de ambos. Los temas de la resistencia al fascismo resultan particularmente pertinentes en la actualidad. Esta es una cinta inusual en la que las convicciones religiosas se convierten en virtud, e incluso en una fuerza poderosa, sobre todo porque la estética y el ritmo de Malick requieren que el mundo vaya más lento y encuentre tiempo para contemplar la iglesia del cine.

A Hidden Life es una presentación de Elizabeth Bay Productions (Estados Unidos) de una producción de Studio Babelsberg y Medienboard Berlin-Brandenburg (Alemania), en asociación con Aceway y Mister Smith (Reino Unido).

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.