email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Quincena de los Realizadores

Crítica: Perdrix

por 

- CANNES 2019: Erwan Le Duc presenta un primer largometraje astuto sobre el amor a primera vista desde una perspectiva humorística proteiforme

Crítica: Perdrix
Swann Arlaud y Maud Wyler en Perdrix

“El gran amor es imprevisible, accidental, encantador, y responde a la gran pregunta: ¿La vida que vives es realmente tuya?” Esta bella inspiración sentimental de Thérèse Perdrix (Fanny Ardant), que emite un programa de radio abierto a los oyentes desde el garaje de su casa, también es un tema muy arriesgado para un primer largometraje. Pero el joven cineasta francés Erwan Le Duc narra a fuego lento un argumento hábil que recicla este tema tan viejo como el mundo y que ya se ha tratado en la gran pantalla de todas las formas posibles e imaginables. Perdrix [+lee también:
tráiler
entrevista: Erwan Le Duc
ficha del filme
]
, presentada en la 51ª Quincena de los Realizadores de la 72ª edición del Festival de Cannes, es una comedia romántica alocada que tiene lugar en una pequeña ciudad aislada en medio de un bosque de montaña.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A mi izquierda, Juliette Webb, una joven impulsiva (Maud Wyler) y liberal a quien le roban el coche y todas sus pertenencias en un área de descanso. La responsable es una nudista que forma parte de un grupo local revolucionario que quiere eliminar lo “superfluo”. A mi derecha, el capitán de la policía Pierre Perdrix (Swann Arlaud), de 37 años, soltero y que vive en la casa familiar junto a su madre, la ya mencionada Thérèse, su hermano Julien (Nicolas Maury) y Marion (Patience Munchenbach), la hija adolescente de este último. En la oficina de policía, la actividad suele ser bastante tranquila pero la irrupción decidida de Juliette (que no suele medir sus palabras) constituye un terremoto en la rutina de Pierre. Las discusiones entre ambos personajes despiden ese aroma a conflicto que revela una atracción inmediata. ¿Será suficiente para sacar al capitán de su vida tranquila y resignada? ¿Y Juliette aceptará ceder terreno sobre su carácter y su comportamiento extremo?

Dicho así, el argumento puede parecer muy clásico pero el tono cuasi burlesco con que se describe la realidad local (con su club de reconstitución de batallas de la Segunda Guerra Mundial) y las subtramas que se desarrollan en torno al hogar Perdrix, dotan a la película de una identidad propia y de buenos momentos. Sin embargo, esta misma simplicidad narrativa (sobre todo en las subtramas familiares) y la intención de desplazar continuamente el tratamiento a través del humor limitan el impacto de una película cuya solvencia debe mucho a sus dos intérpretes principales.

Perdrix ha sido producida por Domino Films, mientras que Playtime gestiona los derechos internacionales.  

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.