email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Quincena de los Realizadores

Crítica: Tlamess

por 

- CANNES 2019: Ala Eddine Slim propone una historia sobre la deserción, con tonos kubrickianos, pero que no cumple lo que promete

Crítica: Tlamess
Abdullah Miniawy en Tlamess

Las referencias a Stanley Kubrick no tardan en acumularse en el segundo film de Ala Eddine Slim, Tlamess [+lee también:
tráiler
entrevista: Ala Eddine Slim
ficha del filme
]
, un thriller psicológico que se ambienta en el desierto tunecino. Proyectada en la Quincena de los Realizadores de Cannes, la cinta comienza con un soldado que cuestiona la forma en que el terrorismo se usa por parte del estado como herramienta para reafirmar su poder sobre los ciudadanos. Estamos ante una obra que aborda el estado psicológico de los protagonistas, y ello queda claro muy pronto, con la aparición de un portal negro en el bosque, una referencia a 2001: Una odisea del espacio. ¿Vuelven a ser simios los humanos? Ciertamente, Kubrick está muy presente en la mayor parte del film: otros homenajes son una escena en la que un soldado se suicida y un primer plano de un ojo. Los ojos a veces se comunican entre ellos, a falta de diálogos de S., y es durante estos momentos en los que esta misteriosa película adopta un giro surrealista. Pero aunque la cinta homenajea a Kubrick, Tlamess no es tan interesante como la obra del gran director estadounidense, ni tampoco tiene geniales ideas sobre la condición humana —o si las tiene, no queda claro, pues Tlamess es demasiado opaca como para fascinar—.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La historia de un soldado al borde de la desesperación y fugado es un tropo habitual del cine, y a veces, en cintas como La chaqueta metálica y Essential Killing [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jerzy Skolimowski
ficha del filme
]
, de Jerzy Skolimowski, estas historias tratan más sobre el estado mental de los soldados que sobre gatillos que se aprietan. La naturaleza impersonal de este estado queda de manifiesto cuando un lugarteniente informa a un silencioso S. (interpretado por el poeta y músico Abdullah Miniawy) que su madre a muerto. S. recibe un permiso de una semana y aprovecha la oportunidad para quemar sus objetos militares y desertar a sus empleadores. Cuando las autoridades se dan cuenta de lo que ha hecho, van en su busca, y S. pronto descubre que es un fugitivo perseguido por la ley, por lo que se deja una barba que intenta ser tan salvaje e inmensa como la del soldado fugitivo de Vincent Gallo en la mencionada Essential Killing.

Slim cuenta la historia a través de una serie de planos compuestos que tienen un toque que remite a Michael Haneke, sobre todo cuando el director de fotografía Amine Messadi lleva la mirada al tercer espacio. Ciertamente, en el primer acto, Slim logra crear una atmósfera tensa y la sensación de un thriller, por lo que es una auténtica pena que luego llegue a un callejón sin salida.

La historia luego se centra en una mujer, F. (Souhir Ben Amara), que descubre que está embarazada justo cuando está alcanzando niveles inusitados de aburrimiento en su matrimonio. Ella también está huyendo, pero la cinta da un giro a peor cuando los dos personajes se encuentran en el bosque. El impulso creado en las anteriores escenas de repente se vuelve estático, y la película recibe una inyección de síndrome de Estocolmo y se convierte en la historia del renacer de S., que ha encontrado repentinamente un sentido a la vida: cultivar la generación futura. F., en cambio, se convierte un poco en un no-personaje, mientras la cinta va languideciendo. Aunque la narrativa no está a la altura, el diseño de sonido y la fotografía son de una gran calidad: Slim crea imágenes atmosféricas sin tratar de encontrarle un significado a la vida.

Tlamess es una producción de la compañía tunecina Exit Productions y la francesa Still Moving, y fue coproducida por las también tunecinas Inside Productions y Madbox Studios. La compañía belga Be for Films gestiona los derechos internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.