email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

MÚNICH 2019

Crítica: Golden Twenties

por 

- En su primer largo, estrenado mundialmente en Múnich, Sophie Kluge le da la vuelta a lo que significa tener 20 años

Crítica: Golden Twenties
Henriette Confurius en Golden Twenties

Tras adquirir experiencia en diferentes funciones en rodajes y dirigir varios cortos, produciendo además los cuatro primeros, la cineasta muniquense Sophie Kluge ha estrenado mundialmente su primer largo, Golden Twenties [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, en el 37º Festival de Múnich (27 de junio-6 de julio), en la sección de nuevo cine alemán.

Si el título de la cinta da a entender que estamos ante una descripción exaltada de la edad rebosante de energía y a menudo rebelde en la que la plena juventud y la adultez se aúnan, y en la que el mundo le pertenece a uno por entero, en realidad se trata de una triste ironía, pues la realizadora (y guionista) presenta aquí todos los contornos difusos de los veinte años: las incertidumbres del futuro, la indefinición de la identidad y el lugar que ocupamos en el mundo, la dificultad para ser tenido en cuenta...

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Al comienzo del film, la protagonista, Ava (Henriette Confurius), a la que seguimos durante todo el metraje, vuelve a vivir en casa de su madre tras acabar sus estudios, esperando descubrir cuál será el siguiente paso en su vida, es decir, qué trabajo encontrará; y desde ese momento, se da cuenta de que su madre ha organizado otra vida sin ella: su habitación de niña sirve de trastero/sala de deporte, el novio de la madre siempre está por allí... El hecho de que ya no es bienvenida entre esas paredes encuentra incluso su expresión literal en una escena en la que se sitúa delante de la puerta y no puede entrar. La impresión de ser una intrusa se prolonga en el teatro, donde Ava obtiene unas prácticas de observación, en la que su responsable la orienta y al mismo tiempo la pone constantemente en su sitio (aunque no esté muy claro cuál es).

A la responsable no le gusta ni un pelo el pequeño rollo que surge entre Ava y el actor Jonas (Max Krause), con el trasfondo de los ensayos de una obra en la que nadie se siente a gusto, pues el director es un déspota con intenciones difíciles de descifrar (un aspecto del guion que quizás remite a la condición del artista, que también suele ser difusa e incómoda), pues quiere que hagan interpretaciones "neutras". Ava también elige la neutralidad, si es que se puede considerar una elección, pues ya no es una espera, una actitud de observación sin involucramiento marcado: a lo largo de todo el film, esta joven un poco sosa, de aspecto normal, sin originalidad, permanece bastante dócil y silenciosa.

Podría decepcionarnos o incluso molestarnos la pasividad del personaje y su falta de viveza si no fuera por Lulu (Hanna Hilsdorf), que le sirve de contrapunto: esta amiga de la época del instituto, que no se ha ido de su ciudad natal y lleva mucho tiempo en una relación estable, desborda entusiasmo, pero se hace muchas ilusiones y no ve los problemas que luego le caerán encima. Junto a la actitud de Lulu, la de Ava adquiere todo su sentido, apoyada por una escena de microrrebeldía en la que ella pone fin a una discusión entre sus padres sobre el interés que debería tener o no en el trotskismo: no se trata de ninguna revolución, ni de una toma de posición definida, pero Ava transmite que sea cual sea la dirección que tome, tiene toda la intención de orientarse por sí misma. En definitiva, ella decide no tomar decisiones, por lo menos no todavía, pero sentimos que la persona que se construye discretamente durante la cinta será capaz, en un futuro más o menos cercano, de comprometerse por fin.

Golden Twenties es una producción de Amerikafilm, BerghausWöbke Filmproduktion y Fox International Productions Germany. Su distribuidora es Twentieth Century Fox Germany.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.