email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

FIDMARSEILLE 2019

Crítica: Le Bel Été

por 

- Pierre Creton teje una tierna y bondadosa ficción funámbula con aires de documental en el corazón de una pequeña comunidad circunstancial

Crítica: Le Bel Été

"La evidencia de una cotidianeidad guiada por el deseo y la sencillez de nuestras historias, que rebotan las unas sobre las otras sin romperse". Con Le Bel Été, estrenada mundialmente en la competición francesa del 30º FIDMarseille, Pierre Creton sigue profundizando su personalísima huella (marcada, entre otras, por Secteur 545, Maniquerville [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
o Va Toto! [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
) en el cine francés. Creando relatos totalmente sumergidos en lo real desde su propia casa en el corazón de la región de Caux, en Normandía, el realizador dibuja en esta ocasión, mediante ligeros trazos, el cuadro de una experiencia estival compartida que atañe al tema de los migrantes, particularmente, los menores no acompañados. Pero a partir de la constatación de que esta situación ya ha sido abordada mil veces por la televisión, las entrevistas, los documentales, el realizador se "pregunta qué es lo oportuno, qué justifica la imagen", una imagen "hecha de una relación imposible, un encierro compartido, el de los exiliados retenidos durante meses en la Jungla de Calais y el nuestro ahora ante este acontecimiento que es como una frontera para el pensamiento".

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

De hecho, Creton apuesta por tomar los caminos secundarios y contar a través de pequeños fragmentos en apariencia desunidos la vida estival en común de siete personajes: la pareja formada por Robert y Simon, su amiga Sophie y la adolescente Flora, y los tres migrantes a los que acogen: Nessim, Ahmed y Mohammed. Una rutina bajo el sol, en un campo puro y apartado, nutrido por la cosecha de frutas y hortalizas, el trabajo en las colmenas, los preparativos en la cocina, las clases de lectura (desde Virginia Woolf hasta Jean Genet), baños a la sombra de los acantilados, noches en las que afloran las heridas y la sed de amor de los adultos, mientras que los jóvenes, más despreocupados, juegan a la pelota o sueñan con el futuro, con abrir un restaurante en Conakry.

Como subrayan dos personajes, "—Es una situación un poco extraña, ¿no crees? —Sí, pero no está mal del todo". Revitalizada puntualmente por pasajes musicales compuestos por Les Limiñanas, que convierten a nuestros protagonistas casi en héroes de western, la cinta se pasea por el bienestar estival sin tratar de demostrar, explicar, profundizar, sino dejando en infusión las escenas de la vida (Ahmed trabaja de prácticas por las noches en un restaurante de Vattetot, Robert esculpe exvotos, Simon recorre los caminos forestales en moto —con la aparición de Mathieu Amalric como mecánico—, Sophie se erige en narradora del film, etc.), hasta que forman un todo compuesto. Escalan árboles, un asno asoma la cabeza por la ventana, bailan, canturrean La passacaglia della vita, hacen una tarta de manzana que el perro de la casa se apresura a lamer, se tumban en una orilla de piedras, ante el movimiento perpetuo de las olas: es verano y flota el aroma de un microcosmos en el que reina la armonía, a varios cientos de metros de un inmenso mundo en el que una reunión de voluntarios recuerda hasta qué punto es frágil la situación de los migrantes no acompañados. Un paréntesis o esbozo de un mundo ideal con pinta de falansterio que Pierre Creton filma con gran sobriedad (aunque varios planos sublimes muestran hasta qué punto son certeros su sentido del encuadre y la profundidad de campo).

Interpretada por Gaston Ouedraogo, Sophie Lebel, Yves Édouard, Sébastien Frère, Mohamed Samoura, Amed Kromah, Wally Toure y Pauline Haudepin, Le Bel Été es una producción de Arnaud Dommerc para Andolfi. JHR Films distribuirá la película en Francia el próximo 19 de noviembre, y también gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.