email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PRODUCCIÓN España / Suiza

Luis López Carrasco trabaja en El año del descubrimiento

por 

- El cineasta que deslumbró con su primer largo en solitario, El futuro, está inmerso en la postproducción de su segundo film, que vuelve a cuestionar la historia oficial española

Luis López Carrasco trabaja en El año del descubrimiento
El equipo de El año del descubrimiento durante el rodaje de la película (© Jorge Sirvent)

Con guion de Luis López Carrasco (su director, quien también ejerce como profesor de cine en la ECAM) y Raúl Liarte, El año del descubrimiento está interpretada por actores no profesionales, vecinos de Cartagena y La Unión (Murcia). Como en la primera película del cineasta firmada en solitario (él formó parte también del colectivo Los Hijos), la película de culto instantáneo El futuro [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
(2013), su género fluido basculará entre la ficción y el documental, mezclando imágenes reales y ficticias para recrear escenas del pasado y, así, analizar las contradicciones de la historia reciente de España, raíces de la actual crisis social, económica e institucional.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Según la sinopsis que ha facilitado a Cineuropa el director/productor, “En 1992 se celebraron dos eventos importantes en España: los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Expo Universal en Sevilla. Diez años después de la victoria del partido laborista de Felipe González, España se presentaba como un país vibrante, moderno y civilizado a los ojos de la comunidad internacional. Un año glorioso que culminaba los "felices ochenta", cuando España dejó de ser el eterno país subdesarrollado, miserable y pobre para convertirse en una futura potencia económica mundial. Sin embargo, en Cartagena varios disturbios y protestas causados ​​por el cierre de fábricas y la política de desindustrialización terminaron con la quema del parlamento regional, que recibió una lluvia de cócteles molotov. Sorprendentemente, un evento con tal poder simbólico ha sido olvidado o ignorado por la mayoría de la población. Además, El año del descubrimiento conecta con un momento crucial de la construcción del proyecto europeo (el Tratado de Maastricht), de la reubicación del tejido industrial y de la expansión neoliberal tras la caída del bloque oriental”.

López Carrasco afirma: “Nací en la ciudad de Murcia, aunque vivo en Madrid desde los dieciocho años. Gran parte de mi infancia la pasé visitando a mis abuelos paternos, que habían terminado viviendo en Cartagena por motivos laborales. Esta ciudad es un puerto militar que ha rivalizado con la capital durante mil años. Cuando tenía siete años, pasamos un día en clase pintando una plantilla del recién inaugurado parlamento regional: el imponente edificio representaba la madurez de Murcia como Comunidad, que merecía un Estatuto de Autonomía. Dicha imponente fachada quedó grabada en mi mente mientras la pintaba. Por eso recuerdo especialmente el día en que ardió. Y cuando yo tenía once años me sentí, como todo el mundo, entusiasmado por los eventos de 1992, el año en que España se presentó como un país nuevo y moderno ante la comunidad internacional. Recuerdo haber visto la inauguración de los Juegos Olímpicos y sentirme parte de una futura potencia económica mundial, tal y como afirmaban entonces los medios de comunicación”.

“En estos últimos años de crisis, cuando vi el Congreso de los Diputados rodeado de policía durante meses”, continúa el director, “la imagen de la quema de aquel edificio volvió a mi cabeza. Cuando pregunté a mi familia cómo experimentaron el incendio del parlamento de la región, ubicado en la ciudad donde vivían mis abuelos, me miraron sorprendidos: ¿De qué estaba hablando exactamente? ¿En qué año sucedió? ¿Estaba seguro de no haber inventado eso? Para mí aquella quema del parlamento autónomo de Murcia representa la otra cara de 1992”.

El año del descubrimiento es una película de LaCima Producciones (España) y Alina Films (Suiza), que cuenta con el apoyo del ICAA.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.