email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2019 Piazza Grande

Crítica: 7500

por 

- El director alemán Patrick Vollrath hace su debut como director con un valiente primer largometraje protagonizado por Joseph Gordon-Levitt

Crítica: 7500
Joseph Gordon-Levitt en 7500

Si estando sentado en un avión, de repente oyes al piloto anunciar una situación "código 7500", tienes derecho a entregarte al pánico: significa que tu avión ha sido secuestrado. Durante los 92 minutos que dura el film del alemán Patrick Vollrath 7500 [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, la enorme pantalla de la Piazza Grande del Festival de Locarno abrió una ventana enorme a la minúscula cabina de un Airbus A319; y al igual que los personajes, la cámara nunca pone el pie fuera de este estrecho espacio.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Respetando escrupulosamente la unidad de tiempo, lugar y acción, la cinta comienza cuando la tripulación de cabina realiza los procedimientos estandarizados antes de que este vuelo de Berlín a París despegue: el capitán, interpretado por Carlo Kitzlinger (piloto de Lufthansa durante 20 años), y el copiloto, Joseph Godon-Levitt (el Edward Snowden de Oliver Stone en Snowden [+lee también:
tráiler
entrevista: Oliver Stone
ficha del filme
]
), realizan sus rituales meticulosamente, sumergiendo al público en el espíritu de realismo que el director inyecta en la cinta.

Como Vollrath explicó en la rueda de prensa, este largo fue un reto técnico para el equipo y los actores: los ensayos tuvieron lugar en una cabina real, reproducida al detalle para la película, y su limitado tamaño supuso que los miembros del equipo técnico tuvieron que turnarse en el interior del espacio.

En 7500, estos procedimientos metódicos y rutinarios que se realizan en el momento de despegue se convierten en la chispa que enciende el fuego de esta odisea de altura, verdaderamente llena de adrenalina. Al ser asaltada por terroristas, la cabina se transforma en el campo de batalla en el que la gente lucha por sus vidas, impotentes ante las escenas que se desarrollan al otro lado de la puerta, que pueden ver en la pantalla de una cámara de vigilancia.

Esta ambientación claustrofóbica resulta ser muy eficaz, ayudando al director a conseguir el objetivo que se había fijado inicialmente: pintar un cuadro del comportamiento y las reacciones humanos ante situaciones extremas, en las que la racionalidad y las emociones entran en conflicto, con resultados impredecibles.

El ejercicio estilístico de Vollrath no puede sino recordarnos el exitoso film de Steven Knight Locke [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
(2014), debido a los pequeños espacios en los que se desarrolla la acción —en el interior de un coche, en este último caso. Pero los registros narrativos de estas dos cintas son tan diferentes que lo único que en realidad comparten, además de las estrechas condiciones de trabajo, es la excelencia del resultado final.

Nacido en Alemania en 1984, Patrick Vollrath estudió cine en la Academia de Cine de Viena. Su profesor y mentor fue el dos veces ganador de la Palma de Oro Michael Haneke. El corto de Vollrath Everything Will Be OK (2015) se presentó en la Semana de la Crítica de Cannes, y fue nominado al Óscar en 2016.

7500 es una producción de Jonas Katzenstein y Maximilian Leo (augenschein Filmproduktion), coproducida por Alexander Glehr y Franz Novotny (Novotny & Novotny Filmproduktion). La distribución internacional está en manos de FilmNation y Endeavor Content.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.