email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2019 Cineastas del presente

Crítica: Overseas

por 

- Yoon Sung-a dibuja el retrato de un tipo de inmigración económica femenina poco visible, la de jóvenes filipinas que se exilian al servicio de ricos extranjeros para alimentar a sus familias

Crítica: Overseas

Yoon Sung-A se hizo un nombre en 2008 gracias a que su cortometraje Et dans mon coeur j'emporterai fue elegido por la Cinéfondation en el Festival de Cannes. Overseas [+lee también:
tráiler
entrevista: Yoon Sung-A
ficha del filme
]
es su segundo largometraje documental, después de Full of Missing Links, publicado en 2012. Ha sido seleccionado este año en el Festival de Locarno en la sección Cineastas del presente. Habla sobre el destino poco conocido de las inmigrantes filipinas, estas mujeres jóvenes, y no tan jóvenes, que optan por exiliarse durante varios años sin regresar a su país o ver a su familia para conseguir alimentos para sus seres queridos. Mujeres jóvenes apodadas por el presidente filipino Duterte "las heroínas de nuestra nación".

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Que las jóvenes que retrata Yoon Sung-A, se sorprendan de que al abandonar a su familia se las trate de heroínas y que estén al mismo nivel que los soldados que defienden a su país es un hecho muy irónico. Son muy conscientes de que la servidumbre que ellas aceptan en las poblaciones más ricas de todo el mundo hace posible suministrar poderosas divisas al país y representa una fuerza económica significativa.

Heroínas a los ojos del país, también heroínas de una comedia doméstica globalizada, donde se exporta a las trabajadoras como si fueran mercancía. Filipinas mantiene toda una verdadera red de trabajadoras domésticas, empleadas eficientes y dóciles, motivadas por la posibilidad de ganar en el extranjero el doble o el triple de lo que podrían esperar ganar en su país.

Overseas nos muestra durante unos días el corazón de un centro de formación especializado, una especie de sala de espera para el exilio, la antesala de la partida y de la grieta familiar que les espera. Ahí, las mujeres jóvenes aprenden el arte de servir a los demás en un hogar reconstruido. Cómo poner la mesa, cuidar a los niños, dirigirse a los dueños de su casa. Pero también aprenden, y quizás es lo más importante, cómo hacer frente a posibles acosos, amonestaciones, agresiones u otros hostigamientos de los que pueden ser víctimas.

Y es precisamente este aprendizaje y su puesta en escena dentro de la formación lo que ofrece a la película una dimensión tan especial. Se trata de juegos de rol en los que las estudiantes se turnan para jugar a ser trabajadoras domésticas y o jefas. Entre las mujeres jóvenes, algunas ya han vivido en el extranjero, y al verlas repetir escenas de su vida cotidiana en Dubái, Omán o Hong Kong, les permite verse en una posición dominante y dar a ver la realidad de la vida en el extranjero.

Contrariamente a lo que sugieren los centenares de archivos que se acumulan en los pasillos de la administración, identificados por fechas y lugares, las heroínas de Overseas nunca se reducen solamente a ser esclavas modernas. Lejos de ser las víctimas pasivas que su empleo podría implicar, son actrices de sus propias vidas (de ahí la potencia del mise en abyme), dueñas de su futuro. Porque todas alimentan la esperanza, además de alimentar a sus familias. Una sueña con ser arquitecta, la otra quiere abrir un restaurante de pasta.

Es esta tensión paradójica entre la benevolencia de las formadoras y el contenido de su enseñanza (aprender a sufrir violencia y despojos), entre el aquí (su hogar, su familia) y el ahí fuera (que hace posible la vida país), la fuerza vital de estas mujeres jóvenes y su inmensa vulnerabilidad en los hogares donde son enviadas como mercancía, que es el poder de este documental a puerta cerrada, en el corazón de una fábrica de trabajadores globalizados.

Overseas está producida por la compañía belga Iota Production y la compañía francesa Les Films de l'Oeil Sauvage, y coproducida por la compañía belga Clin d'oeil Films. CAT & Docs está a cargo de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés por Alessandro Romano Sáez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy