email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Competición

Crítica: La verdad

por 

- VENECIA 2019: Hirokazu Kore-eda inaugura el festival demostrando que es lo suficientemente bueno como para sobrevivir a otro idioma, pero no tanto como para no dejar entrar algún diálogo torpe

Crítica: La verdad
Juliette Binoche, Catherine Deneuve y Ethan Hawke en La verdad

La buena noticia es que La verdad [+lee también:
tráiler
entrevista: Hirokazu Kore-eda
ficha de la película
]
no es una desastrosa incursión de Naomi Kawase en otra lengua, titulada Viaje a Nara [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
y protagonizada por Juliette Binoche. Esta vez, la actriz cambia la búsqueda de hierbas medicinales en un bosque japonés por un anticuado resentimiento entre madre e hija. Pero la película inaugural de la presente edición del Festival de Venecia, la primera de Hirokazu Kore-eda fuera de su país de origen, Japón, con un equipo francés y en una lengua (o lenguas) que desconoce, resulta ligera pero también agradable.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

La historia —que gira en torno a uno de los clichés favoritos del cine, el de la “veterana estrella del cine”, Fabienne (Catherine Deneuve), que se enfrenta a la publicación de unas memorias, en gran parte inventadas; al hecho de tener un único papel secundario; y a la llegada de su hija, la guionista Lumir (Binoche), su marido importado (Ethan Hawke) y la hija de ambos— es bastante interesante. A diferencia de las mejores películas de Kore-eda, La verdad podría haber sido dirigida por otra persona. Quizás se deba a que se grabó en una lengua con la que el director no está familiarizado, pero La verdad es demasiado sentimental; algo poco frecuente en Kore-eda, al menos no hasta el punto de inyectar tanta ternura en algunas escenas que rozan el melodrama. Los ojos se nublan y la música se eleva. Las quejas reprimidas se revelan, alto y claro, dejando a un lado la famosa contención japonesa.

Deneuve contribuye a todo esto con su interpretación de una mujer un poco idiota, capaz de cortar la sensiblería con una sola frase. Es divertido si tenemos en cuenta que cuando la autora de este artículo se encontró con la actriz en Odesa, Deneuve admitió que aunque Kore-eda escribió el papel para ella, no se sentía identificada con esa interpretación. Es curioso porque los comentarios malvados de Fabienne (que sólo interrumpe para darle una calada a su cigarro) parecen airear la opinión de la actriz sobre varios temas, desde las opiniones políticas de los actores en público hasta Brigitte Bardot. Es tan mala y egocéntrica que no puedes evitar admirarla, y aunque decida dar una opinión o “fulminar” a otro antiguo rival de la interpretación, que todavía vive, el tiempo vuela. Cuando para, en realidad no lo hace.

Kore-eda busca el estremecedor contraste entre ella y Binoche, que da un paso atrás, al igual que la hija desatendida de Fabienne (ya que la comunicación entre ambas nunca ha sido su fuerte). Pero aunque se supone que Fabienne es el monstruo, Lumir es quien parece más resentida, y Kore-eda no explica mucho sobre su pasado para que podamos comprenderla. No es extraño que hablen de ello constantemente y cuestionen mutuamente su verdades, emociones o recuerdos (el mantra “no puedes confiar” se repite más de una vez, así que debe ser cierto). Pero cada tema que sale a la luz aparece y luego desaparece, un poco como la carrera dispersa del marido de Lumir. No la que él tiene en mente.

La verdad, producida por Muriel Merlin, ha sido coproducida por Miyuki Fukuma y Matilde Incerti para las compañías francesas 3B Productions, MI Movies, y France 3 Cinéma, y la japonesa Bunbuku; con la participación de France Télévisions, Canal+ y Cine+. Le Pacte la distribuirá en Francia, mientras que Wild Bunch gestionará las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy