email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Giornate degli Autori

Crítica: 5 è il numero perfetto

por 

- VENECIA 2019: El primer largometraje del dibujante italiano Igort, presentado en las Giornate degli Autori, va más allá de los clichés de las adaptaciones de cómics

Crítica: 5 è il numero perfetto
Toni Servillo y Carlo Buccirosso en 5 è il numero perfetto

“He vivido mi vida como si hubiese bebido un licor muy fuerte: puedes sentir el golpe pero no sabes muy bien qué sabor tiene”. Conocemos al personaje de Peppino Lo Cicero mientras camina por las callejuelas de una Nápoles nocturna, lluviosa y desierta. Es un veterano sicario de la Camorra, en el primer largometraje del caricaturista italiano Igort, 5 è il numero perfetto [+lee también:
tráiler
entrevista: Igort
ficha del filme
]
, basado en la novela gráfica homónima y estrenado en la 16ª edición de la Giornate degli Autori del Festival Internacional de Cine de Venecia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Peppino (interpretado por Toni Servillo, que en esta ocasión lleva una llamativa nariz aguileña) narra con una voz pausada y triste su vida como criminal a las órdenes un jefe poderoso; y lo que veremos a continuación en esta película de cine negro napolitano es cómo este pequeño criminal retirado se ve obligado a retomar su trabajo por un asunto personal. 

Estamos en los años 70. Peppino es viudo y tiene un hijo al que adora, Nino (Lorenzo Lancellotti) que, siguiendo los pasos de su padre, también trabaja para la familia de criminales. En una escena muy íntima y tierna, vemos a ambos en su casa: Nino se prepara para una misión en el centro de Nápoles y Peppino le da consejos, como si asesinar fuese un trabajo como cualquier otro. “Vamos, lo mataré y luego me tomaré una aspirina antes de irme a dormir”, dice Nino mientras su padre se despide de él. Pero las cosas no salen según lo planeado y Nino nunca regresa a casa.

Peppino decide vengar la muerte de su hijo, flanqueado por su fiel amigo y cómplice Totò o’ Macellaio (Carlo Buccirosso) y la mujer fatal Rita (Valeria Golino), su antigua amante. Por primera vez, Peppino dirigirá su propia misión y empezará una guerra repleta de tiroteos espectaculares, enfrentamientos al estilo western y ajustes de cuentas con miembros de su propio clan por quienes se siente traicionado para descubrir que ya no es la persona que era, y que otra vida es posible. Pero un giro final arrojará luz sobre la historia.

Peppino no es un jefe invencible, sino un personaje secundario que, en toda su vida, ha hecho el trabajo sucio de otros, con una etiqueta de criminal de otra época que ha intentado inculcar a su hijo desde que era pequeño. Es un personaje humano y frágil (como lo creó su autor) que inspira empatía. La película, muy bien ejecutada, con cinematografía del director de fotografía danés Nicolaj Brüel (que recibió el premio David di Donatello por Dogman [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Matteo Garrone
ficha del filme
]
), vestuario de Nicoletta Taranta (Romanzo criminale [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Michele Placido
ficha del filme
]
) y escenografía de Nello Giorgietti, va más allá de los clichés de adaptación de una novela gráfica y crea su propio lenguaje, dando forma a la nostalgia y melancolía de su protagonista en una Nápoles casi metafísica que no decepcionará a los fans del género negro.

5 è il numero perfetto ha sido producida por Propaganda Italia y Jean Vigo Italia con Rai Cinema, y es una coproducción con Bélgica (Potemkino Film) y Francia (Mact Productions y Cité Film), producida por Marina Marzotto, Elda Ferri y Mattia Oddone. La compañía francesa Playtime gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.