email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Semana Internacional de la Crítica

Crítica: Bombay Rose

por 

- VENECIA 2019: La osada cinta de animación india de Gitanjali Rao sobre un amor prohibido abre la Semana Internacional de la Crítica

Crítica: Bombay Rose

La técnica de animación es el elemento más interesante de Bombay Rose [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Gitanjali Rao, la película inaugural de la Semana Internacional de la Crítica del Festival de Cine de Venecia. En un retroceso a la era pre-digital (que ahora parece una era análoga a la de los dinosaurios), cada fotograma de su primer largometraje parece pintado a mano.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El estilo de animación cambia en función de la época o lugar donde se ambienta la película. Por ejemplo, en las películas de Bollywood que se proyectan ante un público ruidoso, los héroes tienen un aspecto fuerte y masculino. Es fácil imaginar que Otto Dix dibujaría así sus novelas gráficas. Hay un estilo libre y fuerte y mucho naranja y rojo para representar las calles de Bombay en la actualidad. Sorprendentemente, cuando la película retrocede al pasado, el color cambia a blanco y negro, y los edificios se despegan de la pantalla como si fuesen niños sacando pegatinas de un montaje. El director trabajó en el proyecto durante seis años.

Rao es una cineasta y animadora autodidacta, que irrumpió en la escena internacional con su cortometraje Printed Rainbow, estrenado en la Semana de la Crítica de Cannes en 2006 y seleccionado para los Óscar en 2008.

Desafortunadamente, la narrativa que acompaña a las ricas imágenes no es tan impresionante. Bombay Rose parece incompleta, incluso después de seis años de trabajo. Quizás es inevitable en una película que utiliza una rosa roja para conectar tres historias de amor prohibido en una ciudad tan vibrante y atestada. Dicho esto, deberíamos elogiar a Rao por tratar grandes temas: el amor entre una hindú y un musulmán, el amor entre dos mujeres, y el amor de una ciudad hacia su cine. Parece que Rao no toma muy en serio este último: la película cuestiona si el cine puede funcionar como escape de la dura realidad de la opresión. En una secuencia bastante impactante, los héroes de la película rompen la cuarta pared pero, ¿pueden hacer milagros en la vida real? Estas escenas son un deleite en una narrativa que carece de la complejidad que se muestra en la vida de los personajes.

Lo más interesante es el ingenio con que Rao crea un panegírico de Bombay. No pinta un mundo con pétalos de rosa, sino que prefiere mostrar todas las espinas. Hay fanáticos religiosos, matones y timadores en el mercado donde trabaja Kamala (con voz de Cyli Khare), una antigua bailarina exótica. Un joven musulmán de Cachemira, Samil (Amit Deondi), queda prendado de Kamala e intenta enamorarla. Esta historia de amor marcada por una división religiosa es la más fuerte de las tres historias. También hay varias escenas musicales largas, con letras de Swanand Kirkire. En todo caso, la película tiene demasiadas ideas pero sus fallos son perdonables.

Bombay Rose es una producción entre Reino Unido, India, Francia y Catar, llevada a cabo por Cinestaan Film Company, y coproducida por Les Films d'Ici y Goldfinch Entertainment. Sus productores son Rohit Khattar y Anand Mahindra y los coproductores, Charlotte Uzu y Serge Lalou. Deborah Sathe y Tessa Inkelaar se han encargado de la producción ejecutiva.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.