email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Competición

Crítica: La red avispa

por 

- VENECIA 2019: Un reparto de altos vuelos viaja de Cuba a Florida, pero no pueden evitar que Olivier Assayas se pierda en esta película de espías

Crítica: La red avispa
Gael García Bernal y Penélope Cruz en La red avispa

La película de espías de Oliver Assayas, La red avispa [+lee también:
tráiler
entrevista: Olivier Assayas
ficha del filme
]
, es una breve y resumida historia de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, que recuerda a Scarface, de Brian De Palma. Tony Montana dijo: “A cada perro le llega su hora”, pero Assayas no es un perro ni tampoco es su hora. Inspirada en el libro Los últimos soldados de la Guerra Fría, de Fernando Morais, es una de esas películas frustrantes que tiene todos los elementos pero que no termina de despegar. Se proyecta en competición en el Festival de Cine de Venecia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Probablemente, La red avispa estaba destinada al fracaso desde que Assayas decidió que el argumento retrocediera cuatro años hacia la mitad del metraje. Es un recurso trillado que arruina la película, ya que primero necesita que el público apoye a los demonizados cubanos para después intentar que aplaudan a Fidel Castro. Un giro inesperado puede hacer que te acerques a la película con simpatía hacia los cubanos y su lucha contra Estados Unidos, pero entonces…

La historia de los conocidos como “Cinco Cubanos”, es muy interesante y La red avispa utiliza algunos elementos de esta historia. René González (Édgar Ramírez) es un piloto cubano que, aparentemente, deja que su esposa (Penélope Cruz) y su hija pequeña huyan a Estados Unidos en los años 90. En Miami, usa sus habilidades como piloto para ayudar a un gran número de cubanos a huir de la isla en barco, debido al deterioro de la economía cubana. Desde el punto de vista financiero, el país tocó fondo en los años posteriores a la caída del muro de Berlín, cuando los rusos dejaron de sostener la economía. En el segundo de los tres hilos argumentales, Juan Pablo Roque (Wagner Moura) nada hacia la Bahía de Guantánamo y dice ser un desertor del ejército. En Miami, empieza a salir con la recién divorciada Ana Margarita Martínez (Ana de Armas). Ella sospecha que pasa algo raro cuando Roque empieza a comprar Rolex y trajes de 2.000 dólares. El público, al igual que Martínez, cree que el dinero viene de la droga pero deben escuchar la explicación de Roque para conocer su origen.

Después viene el giro inesperado de que estos hombres son agentes dobles que todavía trabajan para Cuba. Si Assayas pretendía sorprender con este giro, no lo consigue. Ni siquiera la llegada de un barbudo Gael García Bernal, que interpreta al líder de la Red Avispa, Gerardo Hernández, da algo de consuelo.

Es vergonzoso porque Assayas es un director consumado y se pierden muchos momentos dramáticos con ese giro argumental. Por ejemplo, la relación entre Roque y Martínez termina con él desapareciendo repentinamente para aparecer en la televisión cubana criticando a Estados Unidos. Assayas también utiliza material de archivo del presidente Clinton y el comandante Castro para recordarnos que la historia es real. Desafortunadamente, esto no quita la impresión de que se trata de una buena historia mal contada.

La red avispa es una coproducción entre Bélgica, Francia y España, llevada a cabo por RT Features, CG Cinéma, Nostromo Pictures, Wasp Network AIE y Scope Pictures. Orange Studio gestiona las ventas internacionales. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.