email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2019 Platform

Crítica: Proxima

por 

- La francesa Alice Winocour firma una cinta original y muy lograda que aborda la exploración espacial a través del retrato de una astronauta y su hija

Crítica: Proxima
Eva Green y Matt Dillon en Proxima

“Mamá, ¿morirás antes que yo?”. Que una niña de ocho años plantee esta pregunta no es especialmente asombroso para una madre, pero cuando esta es una astronauta elegida para participar en una misión de un año en el espacio, despegar en un cohete Soyouz para llegar a la estación espacial internacional ISS, la pregunta de la niña resuena con mayor intensidad emocional. Este es el original punto de partida para abordar el género de la aventura espacial en Proxima [+lee también:
tráiler
entrevista: Alice Winocour
ficha del filme
]
, de la francesa Alice Winocour, que acaba de estrenarse en la competición Platform del 44º Festival de Toronto y que seguidamente competirá por la Concha de Oro del 67º Festival de San Sebastián.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Si el cine estadounidense ha explorado en múltiples ocasiones los horizontes espaciales, a menudo con grandes medios en efectos especiales y heroísmo talla XXL, su homólogo europeo apuesta por ello con poquísima frecuencia, por falta de medios, ambición o imaginación. Dotada de estas dos últimas cualidades y naturalmente atraída por las cuestiones científicas, como demuestran sus dos primeros largos (Augustine [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, con las investigaciones de Charcot sobre la histeria, y Disorder (El protector) [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alice Winocour
ficha del filme
]
, con el síndrome de estrés postraumático, ambos estrenados en Cannes 2012 y 2015), Alice Winocour también supera los obstáculos materiales, pues consiguió rodar Proxima en las instalaciones de ESOC (centro de seguimiento y control de las misiones de la Agencia Espacial Europea), en Darmstadt, en Star City (centro de entrenamiento de astronautas en Rusia) y el Cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán (base de lanzamiento de los Soyouz). Una inmersión en la realidad que da una gran solidez a la trama (el guion está escrito por la realizadora con la colaboración de Jean-Stéphane Bron).

“Siempre he querido ser astronauta”. La francesa Sarah (Eva Green) acoge extasiada la noticia de que ha sido elegida para la misión Proxima, junto al estadounidense Mike (Matt Dillon) y el ruso Anton (Aleksey Fateev). Pero tendrá que ir dejando que su hija Stella (Zélie Boulant-Lemesle) vuele sola; ella es una niña sensible con algunas dificultades escolares, y quedará a cargo de su padre, el astrofísico alemán Thoma (Lars Eidinger), del que Sarah se separó. Una compañera, Wendy (Sandra Hüller), hará de intermediaria entre la madre y la niña durante las semanas de entrenamiento (muy duro tanto física como mentalmente) en Star City, y luego las de cuarentena en Baikonur antes del despegue. Y es que Sarah no solo tiene que hacerse valer ante sus cotripulantes, en un entorno marcado por el machismo, sino que además debe luchar contra su culpabilidad de madre.

Haciendo una incursión fascinante y casi documental en los ejercicios de simulación (incluyendo el paso por la centrifugadora para resistir aceleraciones de hasta 9G, el rescate con escafandra en el fondo de una gigantesca piscina que reproduce la ingravidez, la familiarización con un mundo al revés y herramientas de alta tecnología, seguimiento médico con técnicas punteras, etc), Proxima se sirve del hilo conductor “novelesco” de la relación entre madre e hija para crear una cinta apasionante y visualmente lograda que también es una suerte de manifiesto feminista, así como una muestra de la admiración de la cineasta, a un nivel muy humano, por una vocación profesional completamente fuera de las normas (“me entreno desde hace tanto tiempo para dejar la Tierra que ahora que es el momento de irme, me siento más apegada a ella que nunca”).

Producida por Dharamsala y Darius Films, Proxima es una coproducción de la compañía alemana Pandora Film, France 3 Cinéma y Pathé, que también se encarga de las ventas internacionales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.